Comparte

Un avicultor de 54 años, quien responde a las iniciales A.B.V., ha muerto a primera hora de la madrugada del miércoles 27 febrero, por inhalación de humo (su cuerpo ha sido encontrado calcinado) al intentar apagar el incendio que se había originado en una nave de pollos de su propiedad en la localidad de El Carpio de Tajo, en la provincia de Toledo, tal y como han señalado fuentes del servicio de Urgencias 112 a encastillalamancha.es y a Europa Press

El trágico suceso ha tenido lugar poco después de la medianoche del martes al miércoles en una nave situada en la avenida Valdecarriches.

La víctima ha intentado apagar las llamas con un extintor, momento en el que se ha visto afectado por el humo. La nave ha quedado completamente destruida y todos los pollos que había en su interior han muerto.

Además, la esposa del fallecido, M.M.R.L., de 54 años, ha tenido que ser atendida en el mismo lugar de los hechos al sufrir una crisis de ansiedad; mientras que una tercera persona, un hombre de 33 años, G.J.M., ha tenido que ser atendido por inhalación de humo y momentos después ha sido trasladado al hospital Virgen de la Salud, en Toledo.

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado agentes de la Guardia Civil, los Bomberos del parque de Santa Olalla, un médico de Urgencias y dos ambulancias de Urgencias.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario