Un incendio en una granja de Alto da Costa, en el Ayuntamiento orensano de Ribadavia,
causó la muerte de 8.500 pollos de unas horas de vida.

El suceso se produjo en la tarde del pasado día cinco, según informó la Subdelegación del Gobierno, supuestamente a causa de la combustión de serrín en una estufa. En el siniestro murieron los pollos recién nacidos, posiblemente por asfixia, aunque el fuego no afectó a la estructura del inmueble.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario