Comparte

La crisis entre los avicultores de la empresa Pollos Picú y la compañía
venezolana Krisma, empeoró tras cinco días sin suministro de alimento,
lo que causó la muerte de al menos 20.000 pollos.
———————————————–

Según el presidente de la Asociación
de Avicultores Picú
, Feliciano Santiago, los dueños de las
fincas donde se crían los pollos temen que la mortandad de los pollos
llegue a tal punto que surjan brotes de enfermedades en el área.

"Ellos (Krisma) volvieron a dejar los pollos sin alimento. Llevan cuatro
o cinco días muriéndose los pollos. Hoy está esto fuera
de nuestras manos y estamos pidiendo ayuda a la Junta de Calidad Ambiental y
a los municipios para poder manejar las muertes y disponer de los animales muertos",
sostuvo Santiago.

El avicultor señaló que la Asociación no ha recibido ninguna
comunicación de parte de la empresa y dijo que los accionistas de Krisma,
quienes son los que tienen el poder decisivo para corregir el problema, han
evitado visitar la isla y atender el asunto.
Santiago relató que tras vencer el ultimátum que recientemente
le dieron a la empresa para que recogieran los pollos de sus fincas, la Asociación
comenzó los preparativos para presentar un recurso legal que obligue
a Krisma a cumplir con las exigencias de los criadores de aves.

La empresa venezolana adquirió a Pollos Picú, que se encontraba
en la quiebra, en mayo de 2003, por una cifra que superó los 30 millones
de dólares.

En Puerto Rico se consumen 300 millones de libras de pollo fresco, de las cuales
sólo 100 millones son producidas por las empresas Picú y la competencia
To-Ricos, que pertenece a la empresa estadounidense Conagra


Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario