Comparte

El Tribunal Federal ha impuesto de multa 100.000 dólares australianos (unos 81.000 euros) a una empresa avícola que etiquetaba sus productos de manera engañosa. La Ionica promocionaba sus productos indicando que procedían de gallinas en libertad, aunque en realidad se encontraban alojadas en jaulas. Además de la multa, el Tribunal ha condenado a la empresa a retirar todos los anuncios en los que mencione que son gallinas criadas en libertad y a publicar en un periódico la rectificación.

Más información: asociación australiana de productores de gallinas en libertad.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario