Catorce criadores mallorquines y dos menorquines han constituido este fin de semana en Inca, Mallorca, la Asociación Balear de Criadores de Avestruces.
———————————————–

Tanto en Mallorca cómo Menorca existen granjas de avestruces desde hace más de cinco años. Las principales características de la cría en las Islas han sido un elevado coste de los piensos y un limitado número de mataderos, así cómo una elevada demanda potencial de carne por las decenas de miles de turistas de alto novel adquisitivo que cada año acuden a las Baleares.

El hecho de que otras ganaderías tradicionales estén prácticamente prohibidas o muy límitadas por sus repercusiones medioambientales ofrecen una ventaja competitiva al avestruz por su mínimo impacto ambiental.

En contra de este negocio está la mala experiencia de algunos agricultores mallorquines estafados en 1999 por vendedores de avestruces de origen alemán.

El acto de presentación de esta nueva Asociación, que tuvo lugar en la sede de la Cooperativa Pagesa de Inca, contó con la presencia del presidente, Gabriel Torrens; el vicepresidente, Pau Ramis, y la directora general de Agricultura, Margalida Estelrich. El objetivo de la asociación es aglutinar esfuerzos en este sector productivo y crear un fórum de debate en los temas relacionados con la cría y venta de carne de avestruz.
Esta organización también impulsa la creación de un grupo de defensa sanitaria para avestruces de ámbito mallorquín (ADS) y establecer un criterio uniforme para la comercialización de la carne.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario