Comparte

La investigación abierta en el 2006, concluye 2 años después sin autorización para destinar fondos a los avicultores italianos.

En el mes de diciembre, la Comisión Europea dictaminó que las ayudas planeadas por Italia no son compatibles con las políticas de la
UE respecto a ayudas en agricultura. (Nota de prensa original aquí) El gobierno italiano planeaba invertir 20 millones de euros en ayudas «de carácter urgente» para ayudar al sector avícola a paliar la crisis que la gripe aviar causó en el 2005. En julio de 2006
la Comisión inició una investigación referente a las medidas plasmadas en el Artículo 5 del Decreto- Ley No 202/05 que ordenaba la
compra de 17000 toneladas de carne de pollo por parte del gobierno italiano, para ser destinada a ayuda humanitaria; suspensión del pago de impuestos y pagos a la seguridad social así como facturas a los operadores del sector de la avicultura. También destinaba fondos para préstamos para convertir y reestrucrturar instalaciones afectadas por la crisis en el sector avícola.

Después de revisar los antecedentes enviados por Italia en el marco de la apertura de la investigación en el 2006 (ver NP.
de la CE) se concluyó que la enfermedad era un fenómeno recurrente y no un evento excepcional o desastre natural, condiciones que permitirían derogar la prohibición de ayudas al agro.

La Comisión revisó la posibilidad de considerar ciertas directrices respecto a las ayudas estatales a la agricultura en las que se permite clasificar algunas enfermedades como eventos excepcionales o desastres naturales en relación con el daño que causan. Sin embargo, las autoridades italianas no entregaron información alguna que pudiese justificar las medidas desde el punto de vista que la CE las permite. Por lo tanto, se negó el reintegro de los fondos al gobierno Italiano.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario