Comparte

La provincia de Córdoba,
en Argentina, muestra su preocupación por la bajada en picado del precio
del conejo vivo, que se acentúa tras la reentrada de China al comercio
con la Unión Europea
.
———————————————–

Aunque por motivos distintos a los que
causan los altibajos de precios en nuestro país, también la cotización
del conejo vivo en otras partes del mundo sufre variaciones bruscas que, en general,
perjudican al cunicultor. Es el caso de Argentina, que tras la paralización
que tuvo el sector frigorífico a fines del año pasado, a causa de
la mortandad de animales en tres granjas de la provincia de Buenos Aires, sumada
a la vuelta al mercado internacional de China como abastecedor, ha observado una
reciente bajada de los precios de un 20%.

El tratamiento preferencial
que tiene la carne de conejo proveniente de China en la Unión Europea estaría
dificultando las colocaciones argentinas, que el año pasado superaron las
1.100 toneladas. La falta de pedidos por parte de los frigoríficos (en
la provincia operan dos, uno en Las Varillas y otro, en Río Cuarto, con
un movimiento anual de 600 mil conejos) ha generado un sobrestock en las granjas
que dificulta el funcionamiento de la cadena.

«Los productores tienen
que vender su producción para comprar el alimento y así retroalimentar
la cadena. Estos días tienen el sistema está parado», admitió
Presas, que buscará la próxima semana reunir a la producción
y la industria para analizar la situación.



Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario