La Comisión Europea (CE) afirmó hoy que nueve países, pero
no España, han recibido partidas de alimentos de una empresa de Baviera
(Alemania), en la que recientemente se han detectado carne y otros alimentos caducados
y en mal estado, según informó el portavoz comunitario de Sanidad,
Philip Tod.
———————————————–

La Comisión Europea (CE) afirmó hoy que nueve países, pero
no España, han recibido partidas de alimentos de una empresa de Baviera
(Alemania), en la que recientemente se han detectado carne y otros alimentos caducados
y en mal estado, según informó el portavoz comunitario de Sanidad,
Philip Tod.
Las autoridades de Alemania comunicaron recientemente el bloqueo de 50 toneladas
de carne y verduras no aptos para consumo humano y a los que se había cambiado
la fecha de caducidad, pero anteriormente la empresa implicada había exportado
a 8 países otras 90 toneladas y aún no se sabe si estas últimas
están en mal estado o no.
La empresa envió partidas dentro de Alemania, a Austria, la República
Checa, Dinamarca, Holanda, Bélgica, Francia, Italia y Luxemburgo. El portavoz
insistió en que aún hay que verificar el estado de los lotes que
han sido exportados (las 90 toneladas).
Esta información fue notificada a Bruselas por Alemania, por el sistema
de alerta rápida, por el cual un país informa de un riesgo para
la seguridad alimentaria a la CE y ésta, a su vez, lo comunica al resto
de los países de la UE.
La CE está en contacto con las autoridades alemanas y a la espera de saber
el estado real de esas partidas, y "si deben retirarse del mercado o no",
según Tod, quien añadió que, por ahora, hay que completar
las informaciones sobre este problema alimentario, ya que no hay confianza en
los datos que pueda dar la empresa bávara.
Preguntado por la reacción de la UE ante el segundo escándalo alimentario
en Alemania en un año, el portavoz remarcó que corresponde a los
Estados miembros controlar la seguridad alimentaria y es responsabilidad de las
empresas alimentarias respetar las normas.
En Austria, las autoridades sanitarias de la región de Corintia informaron
ayer de la detección de carne podrida en una empresa de distribución
de comida, que había recibido mercancías de la firma 7 Foods Handels
Gmbh de Groebenzell, de Baviera.
El escándalo de la carne descompuesta comenzó en esa región
en el sur de Alemania, donde la semana pasada fueron confiscadas las partidas
que llevaban varios años caducadas y que fue descrita por el servicio de
sanidad germano como "rancia, enmohecida, vieja y ajena a su origen".

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario