Comparte

La Organización de Consumidores
y Usuarios
(OCU) señaló hoy que no merece la pena pagar más
por los huevos enriquecidos, ya que no existe diferencia con las propiedades de
los huevos normales o tradicionales, que cuestan menos.
———————————————–

El director general de la OCU, José María Múgica, señaló
que los huevos están enriquecidos con unas sustancias, que son los ácidos
grasos esenciales omega 3, necesarias para el organismo, pero el aporte que proporcionan
no es tan significativo como parece.

A esta conclusión se llegó, dijo, tras un estudio que la OCU realizó
a seis marcas de huevos enriquecidos con ácidos grasos esenciales para
comprobar si realmente proporcionan un aporte extra de esos nutrientes.

Múgica indicó que el aporte calórico de un huevo enriquecido
es el mismo que el de un huevo tradicional (unas 80 kilocalorías); tienen
entre un 10 y un 13 por ciento por ciento de proteínas; en torno al 1 ó
2 por ciento de hidratos de carbono y un 10 por ciento de grasa.

No obstante, dijo que los huevos enriquecidos aportan menos colesterol que los
huevos de toda la vida: unos 350 miligramos por 100 gramos, frente a 380 miligramos
de los demás.

«Pero por esa diferencia, no merece la pena pagar un precio tan elevado,
que duplica a los normales», por lo que aconsejó reducir algo el consumo
de huevos, ya que la ingesta máxima de colesterol no puede superar los
300 miligramos por día.

Además, declaró que se debe tener en cuenta que durante el proceso
culinario del producto se producen pérdidas, ya que al calentar el huevo
se llega a perder un 60 por ciento de sus contenidos iniciales.

Precisó que si se tiene en cuenta que el consumo recomendado es de cuatro
huevos por semana, de sustituirse los huevos tradicionales por los enriquecidos,
se cubriría sólo un 18 por ciento de las necesidades de omega 3,
y si se consumen huevos normales, ese porcentaje bajaría al 6 por ciento.

«Por tanto recurrir a ellos no basta para poder mantener unos niveles aceptables;
ya que para conseguir el adecuado equilibrio entre el omega 3 y el omega 6 hay
que seguir una dieta más rica en pescado y en que se controle el origen
de los aceites», subrayó.

Recomendó seguir una dieta tradicional, pero tomando más pescado,
sobre todo pescado azul, que es más saludable y más barato.

[wbcr_php_snippet id="90268"]
Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario