Comparte


———————————————–

La Unió-COAG ha asegurado que a lo largo de los últimos días
han vuelto a morir por las altas temperaturas una cifra aproximada de 100.000
pollos en las granjas de la Comunidad Valenciana, cifra que se suma a las 500.000
muertes de la semana pasada, informaron fuentes del sindicato agrario.

Los dirigentes de La Unió han solicitado mantener una entrevista con
la nueva consellera de Agricultura, Gemma Amor, para solicitarle una línea
de ayudas a fondo perdido para paliar los efectos de la elevada mortandad de
pollos ocurrida en numerosas granjas de la Comunidad Valenciana.

La Generalitat ya concedió en 1994 unas ayudas similares a los titulares
de explotaciones ganaderas que habían registrado una gran mortandad de
pollos a causa de las altas temperaturas. El secretario general de La Unió-COAG,
Joan Brusca, ha afirmado que las altas temperaturas están provocando
"la mayor mortandad de pollos ya en edad de sacrificio" ocurrida desde
1994, a pesar de que la mayor parte de las granjas "dispone ya de modernos
sistemas de ventilación forzada y nebulización", que se están
mostrando insuficientes.

La Unió ha presentado el pasado 1 de julio en la Comisión Territorial
de Seguros Agrarios reunida en Valencia una petición para que la Administración
establezca la cobertura del riesgo de asfixia de pollos a través del
actual sistema de seguros agrarios.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario