Comparte

agusti-roigOus Roig, una de las mayores empresas de producción y comercialización de huevos del país, tiene previsto seguir creciendo en producción durante el año que viene, una vez que ya ha acabado todas las inversiones necesarias que inició derivadas de la entrada en vigor de la Directiva de bienestar animal. Así, actualmente se sitúa en torno a 1.700.000 docenas mensuales, y en 2015 pasará a producir 2 millones docenas al mes, con el objetivo de «continuar mejorando en competitividad», según explicó el responsable de la compañía, Agustín Roig, que recordó que en su momento, con la eliminación del sistema tradicional de gallinas en batería, tuvo que reducir su producción en un 15%.

Las inversiones realizadas han exigido un gran esfuerzo: en total, alrededor de 8.200.000 euros invertidos durante los dos últimos años en sistemas alternativos. Así, actualmente posee el 50% de su producción en este tipo de alojamientos y el otro 50% en jaulas enriquecidas, aunque con su marca Ous Roig comercializa exclusivamente los huevos procedentes de sus «gallinas en libertad» o «gallinas felices«. Los otros van destinados a otras marcas, principalmente a diversas tiendas de las cadenas Caprabo y Condis.

En cuanto a las ventas, sus previsiones se sitúan en unos ingresos de 24 millones de euros al final de este ejercicio, lo que supone una subida de un 14% respecto a los datos de 2013. Actualmente, Ous Roig posee 12 naves de puesta más las correspondientes de recría, que también están adecuadas al sistema de gallinas en libertad. Las dos últimas naves de puesta se han acabado de construir a lo largo de este año, en su complejo de Horta de Sant Joan (Tarragona), de 60 hectáreas.

«Yo me avancé a este tendencia que se ve ahora de alojar las gallinas en sistemas alternativos», explica Agustín Roig, que señala que en otros países europeos las grandes cadenas de supermercados sólo ofrecen huevo procedente de estas gallinas. «Está creciendo esta industria, pero aquí en España lo cierto es que no aumentado lo que se esperaba». A su modo de entender, seguirá creciendo pero poco a poco, porque aún falta «que el consumidor valore lo que se está produciendo, porque muchas veces no sabe qué está comprando o bien compra por impulso lo primero que ve».

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario