patas-de-pollo-cocidasTodavía sigue abierto el caso de las patas de pollo entre la compañía vasca Outro Polo y la orensana COREN, que hace dos años fueron a los tribunales por un litigio en el que la compañía de Vizcaya reclamaba una indemnización de 6,9 millones de euros, argumentando que la cooperativa había cometido actos de competencia desleal, porque había vendido directamente patas de pollo al mercado asiático, mercado al que también se dirigía Outro Polo.

En aquella ocasión, el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Ourense dio la razón a COREN, pero Outro Polo recurrió y ahora ha ganado la primera batalla ante la Audiencia Provincial, al entenderse que la vasca se vio forzada a romper el contrato con COREN, «a consecuencia del previo incumplimiento de la demandada de su obligación esencial, que era la de suministro” de patas de pollo. Habrá que esperar para ver en qué queda el caso, porque este fallo también es recurrible.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario