Países Bajos: Pruebas con láser para ahuyentar las aves silvestres de las granjas

Tras unas pruebas realizadas en el Reino Unido, en 2017 para evaluar el uso de láser a modo de barrera o ahuyentador de aves silvestres en los parques de aves camperas, el sistema se ha vuelto a probar en Holanda coincidiendo con el brote de influenza aviar que amenaza al país.

El barrido aéreo por láser es un método automatizado innovador para repeler a las aves silvestres no deseadas sin causarles daño, ni a estas, ni a las propias aves domésticas y totalmente inocuo con el medio ambiente.

Desarrollado por la empresa holandesa Bird Control Group, en cooperación con la Universidad Técnica de Delft en los Países Bajos, el láser es silencioso y muestra una efectividad del 90 al 100 % en la dispersión de aves silvestres en las granjas, lo que hace que sea alternativa viable al coste de instalar redes en toda la granja.

Los láseres están siendo probados en los parques de una granja avícola holandesa para ver si pueden eliminar la amenaza de la propagación por influenza aviar de las aves silvestres. La investigación sobre el uso de láseres para repeler las aves silvestres no es nueva pues está tecnología empezó a probarse con este fin en la década de 1970, primero para prevenir incidentes de ataque de aves en los aeródromos, y luego para dispersar aves silvestres causando daños en los cultivos agrícolas.

Según el Dr. Armin Elbers, epidemiólogo de la Universidad de Wageningen, el estudio actual buscaba asustar a los patos salvajes y otras aves silvestres a través de un láser en una plataforma a 6 m sobre el nivel del suelo. Su funcionamiento tiene lugar entre las 5 de la tarde y las 10 de la mañana en los alrededores del gallinero, mientras que los pastos circundantes – hasta 600 m de distancia – se ”laserizan” entre las 10 de la mañana y las 5 de la tarde.

Los resultados preliminares han sido altamente satisfactorios, evidenciando que:

  • No se ven aves silvestres durante el día en los pastos circundantes con el láser en funcionamiento. El avicultor describió la falta de gansos como «impresionante».
  • Reducción muy sustancial de los patos migratorios de la gran vía fluvial a una distancia de unos 250 m del gallinero de la zona al aire libre mientras el láser estaba operativo.
  • La hierba en los pastos circundantes era mucho más abundante debido a la falta de alimentación de gansos.
  • Sin el láser, los patos salvajes regresaron rápidamente a la vía fluvial.

 

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario