Comparte

Perspectiva global para la avicultura en 2019:

La avicultura es la fuente de proteína con mayor crecimiento en la historia de la humanidad, la carne de ave está en vías de convertirse en la carne con mayor consumo mundial. En su informe anual «Global Animal Protein Outlook», Rabobank predice que la producción global de aves de corral, carne de cerdo y carne de vacuno de 2019 crecerá en aproximadamente 1 millón de toneladas, lo que está «muy por debajo del promedio de los últimos cinco años», según el informe. Sin embargo, el sector avícola se desmarca pues se espera que la avicultura experimente un fuerte crecimiento en mercados clave.

 

Estas serán las tres regiones mundiales que, según Nan-Dirk Mulder, analista global de proteínas animales de Rabobank, liderarán los aumentos mundiales de producción y suministro de aves de corral:

Sur y sudeste asiático
Europa del Este (destacando Polonia, Hungría y Rumania)
América Latina (encabezada por Colombia, Perú y Chile y América Central (con la excepción de Brasil)

 

La demanda de aves de corral y huevos probablemente resultará en mayores necesidades de piensos para aves de corral; sin embargo, cinco cuestiones macro o tendencias pueden influir en la producción avícola en 2019.

 

1) Incertidumbre en el comercio internacional.

La incertidumbre del comercio mundial en 2018 provocó inestabilidad en los mercados de productos básicos; sin embargo, estos problemas geopolíticos persistentes y las disputas comerciales sin resolver seguirán influyendo en la producción de aves de corral y piensos en el próximo año.
Durante la primera mitad de 2019, Mulder predice que los mercados avícolas internacionales serán extremadamente volátiles y competitivos. Según este informe, las tensiones comerciales entre países afectarán cada vez más las exportaciones de aves de corral y los costos de alimentación, por ejemplo, las actuales negociaciones comerciales entre China y los Estados Unidos.

«Si China proporciona a la agricultura de los EEUU más acceso a los mercados chinos, los EE UU pueden regresar como exportadores de pollo a China, sacudiendo el comercio global y desafiando a Brasil», dice Mulder.

David Kelly, gerente de comercialización de aves de corral de Diamond V, está de acuerdo: «Los mercados globales de proteínas se entrecruzan, por lo que lo que sucede en los intercambios de carne de cerdo y carne de vacuno afecta al comercio avícola. Si la guerra comercial entre EEUU y China continúa, o incluso se intensifica, podemos esperar importantes repercusiones para la industria avícola más allá de los Estados Unidos o China «.
Además, la eliminación de la tasa china del 25 por ciento de la soja sobre la soja en los Estados Unidos podría crear una nueva volatilidad en los mercados mundiales de cereales.
Ante la incertidumbre política, los productores de aves de corral se están centrando en los aspectos del negocio en el que tienen el poder de influir.
«Hay muchos desafíos que enfrenta la industria avícola, tanto controlables como incontrolables», dice Doug Ramsey, presidente de Tyson Group, avicultura. «No podemos controlar la lluvia o los acuerdos comerciales en nuestra economía global, pero podemos controlar nuestro servicio, cuidando a nuestros clientes y los animales que nos han sido confiados, la calidad de nuestros ingredientes y nuestras operaciones».

 

 

 

 

2) El efecto china

China será el mercado a tener en cuenta en 2019, ya que las existencias de proteína animal escasearán. Los brotes de la peste porcina africana han reducido la producción de carne de cerdo china, ya que los pequeños ganaderos están liquidando sus reservas. Además, los bajos stocks de cría de aves de corral del país han aumentado los precios de las aves de corral, dice Mulder.
«En 2018, los precios de noviembre para pollos de engorde y pollitos de un día (DOC) en China aumentaron en un 50 por ciento y más del 300 por ciento, respectivamente, sobre los precios de noviembre de 2017», explica.Mulder dice que el impacto real de la peste porcina africana probablemente se sentirá en la segunda mitad de 2019 cuando escaseen los suministros, lo que afectará aún más a todos los precios de las proteínas. «Será difícil para la industria avícola y porcina crecer en China en 2019», dice. Es por ello que el gigante asiático espera aumentar las importaciones de pollo de manera muy significativa en 2019.

 

 

 

 

 

 

 

 

3) Se consolida la reducción mundial en el uso de antibióticos en avicultura

Las reducciones globales en el uso de antibióticos y los esfuerzos para limitar la resistencia a los antibióticos continuarán siendo un tema candente en la producción avícola.
En los Estados Unidos, por ejemplo, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) notó una caída en las ventas de antibióticos para ganado y avícultura, lo que atribuye las reducciones a la implementación de las Orientaciones # 209 y # 213, informa Rafael Rivera, gerente de seguridad alimentaria y Programas de producción, de la US Poultry & Egg Association.

«Si esta será una tendencia que continuará a la baja o se estabilizará, aún está por verse», dice Rivera. «La reducción del uso de antibióticos ciertamente ha tenido un costo, y es importante medir dicha actividad y qué impacto, si es que alguno, ha tenido dicha reducción en la resistencia a los antibióticos».

 


Los fabricantes de alimentos para animales, los veterinarios y los productores continuarán buscando alternativas aditivas para los piensos e implementarán medidas de bioseguridad mejoradas a nivel de la granja.
«Rediseñar la formulación de los piensos y el manejo para producir pollos y huevos sin antibióticos, o con el mínimo uso de los mismos, en un contexto económico débil, el mayor desafío que los fabricantes de piensos para aves y sus nutricionistas pueden enfrentar «, dice Kelly.» Es probable una producción , que en su mayor parte, sea “100% libre de antibióticos” , pero para ello se necesita alta demanda de carne y huevos y altos márgenes”. Y esto ya no depende solo de la industria avícola sino del contexto económico de cada país en 2019.
Por esta razón, los avicultores por libre, los avicultores integrados, , los técnicos, los nutricionistas, los veterinarios, los genetistas, etc van a tener que «mejorar y cambiar su manera de jugar” para seguir siendo rentables y al mismo tiempo mantener la salud de sus aves y del consumidor.
«El manejo actual es más que correcto, pero deberá mejorarse todavía más en bioseguridad, manejo de alimentos y manejo de granjas», agrega Kevin Sheehan, el directorio de Diamond V sobre seguridad alimentaria y desarrollo comercial.
Uno de los ejes sobre los que pivotará esta nueva estrategia de reducción en el uso de antibióticos será la aplicación de estrategias de gestión de la salud intestinal.
Un programa efectivo combina «la bioseguridad, las mediciones de salud y el manejo nutricional para mejorar el desarrollo intestinal al tiempo que maximiza la utilización de alimento y construye las defensas naturales del pollo y de la gallina para apoyar el crecimiento y el rendimiento», explica Kayla Price, gerente técnico canadiense de avicultura de Alltech.

 

 

 

4) Las amenazas en patología: no hay que bajar la guardia

«La persistente amenaza de enfermedades y su impacto en los mercados locales y de exportación , y los flujos comerciales globales continuarán afectando a los productores de aves de corral del mundo”, dice Derek Schoonbaert, director comercial regional de Cargill en Asia.
Las medidas de bioseguridad mejoradas deberían controlar los riesgos para los suministros nacionales y las relaciones de exportación.
«La influenza aviar y otras enfermedades pueden interrumpir la producción de cualquier país y pueden tener ramificaciones, como el bloqueo total del comercio avícola de cualquier tipo con terceros países”, dice Rivera. «La bioseguridad es el proceso más sencillo y económicamente viable para prevenir enfermedades en las áreas de producción de aves de corral. Los esfuerzos de la industria para proteger las granjas están en curso».

 

5) Demandas del consumidor a los productores de carne de ave y de huevos

La producción mundial de carne de ave, de huevos y de piensos está cada vez más determinada por las demandas y preferencias de los consumidores. Tres tendencias relacionadas con el consumidor deberían recibir atención especial en 2019.

  • Transparencia y seguridad de los alimentos / piensos.

    La trazabilidad o transparencia en el seguimiento de los alimentos de la granja a la mesa será una de las tendencias que tendrá el mayor impacto en las aves de corral en 2019, dice Jennifer Bentz, vicepresidenta senior de investigación y desarrollo de Tyson, innovación y conocimientos. El desarrollo de tecnologías de transparencia, como blockchain, proporciona estrategias de gestión que fortalecerán la seguridad de los alimentos y los piensos y la trazabilidad de los ingredientes. Tales esfuerzos también pueden ser aprovechados cada vez más como una herramienta para construir la confianza del consumidor en el futuro.

 

  • Se acelera el cambio hacia la adopción de nuevos sistemas de producción avícola.

    Las preferencias de los consumidores ya están teniendo un gran impacto en la tecnología de producción avícola, especialmente en favor de los sistemas de producción sin confinamiento y sin antibióticos para la producción de ponedoras, pollos de engorde y pavos, dice Kelly. «Los pollos de engorde, la producción de huevos libres de jaulas, o al aire libre, etc., tienen un atractivo inmediato para el consumidor pero requieren una inversión costosa a largo plazo», señala Kelly. Otro ejemplo son los pollos de crecimiento lento. Según Rivera, iniciativas como las normas de la Asociación Mundial de Animales (GAP, por sus siglas en inglés), patrocinadas por un grupo de derechos de los animales, intentan que los consumidores demanden un programa de producción de crecimiento lento, lo que obliga a los productores a adoptar sus normas. Sin embargo, estos no están respaldados por la ciencia y restringen la producción. «Los estándares de crecimiento lento no han recibido tanta atención entre los consumidores como esperaban los activistas de los derechos de los animales, pero ese esfuerzo de los evangelistas veganos continuará«, dice Rivera.

  • Preocupaciones sociales

    En los mercados maduros, el bienestar animal y la sostenibilidad seguirán siendo una alta prioridad, aumentando las «demandas de nutrición animal con más estándares, más reducciones de antibióticos, el uso de nuevos aditivos para piensos y nuevos requisitos de etiquetado«, dice Mulder.

Perspectiva positiva para 2019

En general, los analistas de la industria son optimistas con respecto a la producción avícola de 2019, y se prevé que muchos países experimentarán un crecimiento superior al 3 por ciento. En consecuencia, la industría de la carne de ave y del huevo , y las empresas de nutrición avícola pueden esperar producir mayores volúmenes a pesar de los altos costos de las materias primas y los desafíos de variabilidad de la calidad en algunas regiones.
«Anticipamos condiciones de mercado muy dinámicas en 2019«, dice Robert Alber, vicepresidente de nutrición animal de AlzChem. «Los productores de alimentos para pollos, pavos y gallinas ponedoras seguirán obligados a mantener una buena correlación entre costos y materias primas de calidad; sin embargo, deberán focalizarse todavía más en conseguir mayores eficiencias nutricionales para satisfacer las crecientes demandas del mercado avícola».

Etiquetas:


Comparte

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario