Comparte

El Parlamento Europeo publicó hace unos meses un informe sobre la situación del sector en la UE, que en Avinet hemos ido resumiendo capítulo a capítulo durante las últimas semanas. En este último apartado, el Parlamento presenta sus conclusiones en términos de las líneas a seguir en el futuro, concretamente las propuestas y recomendaciones para mitigar el impacto de las medidas de bienestar animal
———————————————–
En resumen, los sectores de carne y huevos se han visto afectados por:

-Una reducción del apoyo y de la protección externa durante el periodo hasta 2001 como resultado del acuerdo de la Ronda Uruguay.

-Un incremento de la regulación relacionada con bienestar animal, lo que ha hecho que ambos sectores sean cada vez más vulnerables para competir con terceros países.

Recomendaciones:

-Gripe aviar. Tras el análisis queda claro que tuvo un impacto limitado gracias a la legislación europea para su control; las consecuencias en el comercio fueron de corto término y favorecidas por la rápida respuesta en el suministro. El principal impacto fue la caída de precios por la reducción de la demanda. Por ello, para futuros brotes de la enfermedad, los recursos deberán desplegarse rápidamente para limitar este efecto y asegurar una comunicación efectiva con el consumidor.

-Costes de los insumos. Se espera que continúen creciendo; además, hay una gran diferencia en el coste de los piensos entre la UE y otros grandes productores fuera de ella. Para incrementar la protección de la UE, se debería revisar la legislación europea concerniente, por ejemplo, a la prohibición del uso de estimuladores de crecimiento antimicrobianos y harinas de carne y huesos.

-Legislación medioambiental y de bienestar animal. El impacto ha sido limitado gracias a una protección arancelaria más o menos adecuada. Aunque estas leyes dejan beneficios en la productividad y en la calidad de la carne, hay que decir que no compensan las desventajas en el coste, particularmente en el sector del huevo y sus derivados. En cuanto a los broilers, se considera que la ley sólo tendrá impacto en algunos países miembros (noroeste de Europa); en general, se estima que el coste de reducir la densidad de los animales en las granjas será de un 1-1,5% más. Queda claro que cualquier disminución arancelaria en acuerdos bilaterales o multilaterales amenazará la competitividad de la UE. Por eso, se recomienda que la Unión impulse la equivalencia en bienestar animal en sus negociaciones, así como que persiga en sus acuerdos bilaterales la inclusión de esta materia.

También hay preocupación acerca de la extensión de esta ley, en el sentido de que en un futuro puedan prohibirse toda la producción en batería, por lo que se recomienda que antes de que sean promovidas estas medidas se efectúa una evolución del impacto que puedan tener. Por último, se deben facilitar el apoyo económico a los productores para que puedan cumplir la ley.

ANEXO 1: EL SECTOR DE PUESTA EN USA, BRASIL, ARGENTINA E INDIA

Estados Unidos

La producción está concentrada en el noreste y sureste del país, y se estima que los diez primeros productores de huevos, cada uno con más de cinco millones de ponedoras, representan el 44% de la industria. Así que estas compañías pueden beneficiarse de las economías de escala.

Aunque apenas hay leyes sobre bienestar animal, la organización de productores de huevos UEP ha establecido directrices para gradualmente incorporar esta materia. El espacio por ave se incrementa año tras año y en enero de 2009 era de 432 cm2 para las gallinas blancas, el 93% de la producción total. Los huevos de aviculturas alternativas constituyen un mercado muy pequeño comparado con los países del noroeste de la UE.

Brasil

Es el octavo productor de huevos del mundo. Tiene acceso a cereales y soja de gran calidad y esto le reporta bajos costes en alimentación. La media de densidad en las granjas brasileñas es 330 cm2, aunque en zonas más cálidas puede ser de 400-430 cm2. Los especialistas creen que Brasil tiene un gran potencial de crecimiento en esta industria.

India

Las instalaciones pueden albergar a 20.000 gallinas. El espacio disponible es de 375 cm2 por ave y no existen estándares en bienestar animal. La producción está muy dirigida al mercado local, y la creciente población lo hará crecer, lo que hará innecesario para los productores cualquier esfuerzo para la exportación. Sin embargo, algunas grandes compañías están exportando huevo en polvo, debido a sus bajos costes.

Argentina

La producción ha estado creciendo desde los 90, y se espera que continúe así, incluyendo las exportaciones. No hay regulación en prácticas de bienestar animal, pero sí algunos documentos públicos para determinadas acciones. Prácticamente toda su producción proviene de gallinas en batería, y parece que la media en densidad se sitúa en 372 cm2.

ANEXO 2: LA INDUSTRIA DEL BROILER EN BRASIL, TAILANDIA Y ESTADOS UNIDOS

Brasil

Es el líder en exportación de carne de pollo y uno de los mayores productores del mundo. Los principales factores que explican este éxito son la gran disponibilidad de áreas donde cultivar maíz y soja, el agradable clima, la disponibilidad de agua y los bajos costes de mano de obra. De su producción total, exporta un 33%, y a la UE principalmente pechuga, mientras que a Oriente Medio aves enteras, a Rusia patas y a Japón carne deshuesada.

Tiene tres tipos de instalaciones: granjas para el autoabastecimiento (en el noreste del país), granjas de pequeña y mediana escala (para el mercado local) y multinacionales (grandes integradores que producen para el mercado local y para la exportación).

En cuanto al bienestar animal, no es tema que preocupe, aunque las grandes compañías que se dedican a la exportación tendrán en cuenta esta materia en sus granjas como parte de su estrategia de marketing, pero aún cuando disminuya la densidad, Brasil continuará siendo competitivo con la UE. Se pueden encontrar granjas de baja densidad (de hasta 30 kg/m2 y con ventilación natural), de densidad media (hasta 34 kg/m2 y con ventilación mecanizada y algún sistema de refrigeración durante el verano) y de alta densidad (hasta 38 kg/m2 y ventilación moderna, del tipo túnel). En general, puede decirse que está al nivel de los objetivos de la UE.

Tailandia

Es la principal industria dentro de Asia. Exporta una gran cantidad, sobre todo a la UE y a Japón. Aunque tiene costes de producción más altos que Brasil, tiene la ventaja de la barata mano de obra. Debido a los brotes de gripe aviar que hubo en Tailandia, sólo se le permite exportar a la UE carne de pollo cocinada.

En cuanto a la legislación, el gobierno ha incluido en su agenda el tema del bienestar animal, incluyendo el bienestar a nivel de granja, durante el transporte y en los mataderos. En la práctica, la mayoría de estas notificaciones se han implementado como voluntarias, aunque para las exportaciones son obligatorias (densidad no más de 34 kg/m, un veterinario por cada 500.000 broilers, intensidad de luz media no menor de 10 lux con al menos una hora de oscuridad al día y temperatura entre 32 y 33º C para pollitos y entre 20 y 30º C para broilers).

Los productores tienen diferentes puntos de vista acerca del bienestar animal: los consumidores en grandes ciudades, más educados, son más conscientes y están dispuestos a pagar más por una mayor calidad, en contraste con los de áreas rurales. En resumen, el esfuerzo de las regulaciones en este país está dirigido a las exportaciones, mientras que en el mercado nacional podemos encontrar un abanico muy amplio de calidades. Los productores tienen un sistema de control fuerte para adecuarse a los estándares internacionales.

Estados Unidos

Junto con Brasil, Estados Unidos es líder en exportar carne de pollo. Hay menos regulaciones en el campo del bienestar animal que en la UE y básicamente están recogidas en la Ley de Bienestar Animal (AWA), que se centra en animales domésticos, pero no establece estándares para los animales de granja. Además, tampoco se regula el bienestar del pollo en mataderos ni durante el transporte. No obstante, el Consejo Nacional del Pollo (NCC) ha promovido una serie de prácticas para la salud y bienestar del broiler, centrándose la formación, la alimentación, el confort, la salud y el transporte. En cuanto a la densidad, para pollos de entre 2 y 2,5 kg, se establecen como máximo 36, 6 kg/m2. El uso de un programa de iluminación se recomienda para ayudar al crecimiento. La pollada debe tener al menos cuatro horas de oscuridad cada 24 horas.

Más información: Perspectivas de mercado en avicultura y sector de puesta según la Comisión Europea (I) [26-Jan-2011], (II) [8-Feb-2011], (III) [22-Feb-2011] y (IV) [1-Mar-2011] –

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario