Comparte

¿POR QUE MEDIR LA DISTANCIA ENTRE LOS EXTREMOS DEL ISQUIÓN?

La medición rutinaria del espacio entre los extremos del isquion de las gallinas permite:

  • Una correcta determinación de la madurez sexual femenina y cuando está a punto de comenzar.
  • El momento correcto y la edad de estimulación lumínica de la manada.

 

PROCEDIMIENTO PARA LA MEDICIÓN

El espacio entre los extremos del hueso debe medirse idealmente cada vez que se camina en el gallinero pero, como mínimo, una vez por semana.

 

Consideraciones previas

 

Manejo de las aves
Las aves deben ser manejadas de una manera tranquila y correcta por personas debidamente entrenados. Su bienestar debe ser una prioridad en todo momento.

Equipo
Ninguno: se trata de una medida física con los dedos. Lo ideal es que sea la misma persona quien tome esta medida de forma semanal.
Nota: el término «dedo» es relativo al tamaño de la mano del operador y por lo tanto varia de una persona a otra.

Procedimiento
La medición debe hacerse medirse regularmente desde las 15 o 16 semanas – de 105 a 112 días de edad -, hasta el comienzo de la puesta.

INF. AVIAGEN 2019

 

El procedimiento en si

  1. Caminar lentamente y con cuidado entre las aves y tomar una al azar.
  2. Sostenerla por la parte superior de las patas, cabeza arriba.
  3. Presionar suavemente los dedos entre los extremos del isquion.
  4. Anotar cuántos dedos encajan bien en este espacio.
  5. Dejar el ave de nuevo en el suelo.
  6. Repetir esta operación mientras se camina en la nave, anotando cada vez el número de dedos que caben cómodamente entre esos huesos.
  7. Registrar cada vez que se haga un mínimo de 20-30 aves por nave.
  8. Calcular la proporción de aves de cada categoría, según quepan ningún dedo o bien 1, 2 ó 3.

 

 

Ejemplo de cálculo y resultados 10 días antes del primer huevo

Aves muestreadas: 30

Número de aves con un espacio de 2 dedos: 24

Proporción de aves con suficiente espacio entre los extremos del isquion:

Número de aves con un espacio de 2 dedos / Número total de aves muestreadas x 100 = 24 / 30 x 100 = 80 %

 

Interpretación de los resultados

Fuere la edad que fuere, al menos un 80-85 % de la manada debería mostrar el mismo espacio entre el hueso del isquion. Diez días antes del primer huevo el 80-85 % de la misma debería tener un espacio entre 2 y 2,5 dedos

 

Si a la edad especificada menos del 80-85 % de las gallinas no tienen el espacio indicado o éste es menor de lo adecuado se necesita investigar la causa.

 

El empleo de una regla en estos ejemplos es para ilustrar sobre la anchura del isquion con la edad.

La principal medición e interpretación deben basarse en la cabida de los dedos más que en la anchura real.

Espacio de 1 dedo entre el isquion
Gallinas entre 119 y 147 días de edad

Espacio de 2 dedos entre el isquion
Gallinas entre 10 días antes del primer huevo

Espacio de 3 dedos entre el isquion
Gallinas Comenzando a poner

 

Posibles observaciones y soluciones en relación con la medición

Observación:   Variación en el espacio entre gallinas de la misma edad (menos del 70 % de la manada con el mismo espacio
Solución:         Retrasar la estimulación de luz hasta que el 80-85 de las aves muestren el mismo espacio, o bien hasta los 154 días para permitir alcanzar este objetivo de forma natural.

Observación:   La distancia es más corta que lo que corresponde a la edad. Las aves no han madurado sexualmente según se espera.
Solución:         Comprobar del peso de las aves y ajustar el nivel de restricción de pienso si el mismo es menos que el recomendado con el fin de alcanzarlo al iniciarse la puesta y antes de la estimulación de luz. Retrasar ésta hasta llegar al peso corporal y al espacio adecuados del isquion.

Observación:   El espacio es mayor del adecuado para le edad (Las gallinas son más maduras que lo esperado)
Solución:         Estimular a las aves tal como se recomienda, aunque la persistencia puede resultar afectada. Controlar el peso corporal para ver si se ajusta al estándar y comprobar si en la nave de recría hay entradas incontroladas de luz.

 

UN APUNTE HISTÓRICO

En la obra “Curso de Avicultura” – sin fecha, pero se supone que de los años 1930 -, del Prof. Salvador Castelló, Fundador de la Real Escuela de Avicultura, se cita el método del norteamericano Walter Hogan para conocer a las buenas ponedoras y/o las gallinas que están poniendo, en comparación con las que han dejado de poner, en base a lo que ahora se recomienda en este artículo de Aviagen.
En el pié de las figuras adjuntas se indica textualmente lo siguiente:

“Se dan como buenas ponedoras aquellas gallinas en las que caben 3 dedos entre los extremos del hueso isquion (izquierda) o bien 4 dedos entre los mismos y la punta del esternón”

 

 

 

Etiquetas:

Empresas mencionadas en esta noticia

{{company.logoTitle}}
  • AVIAGEN, SAU

  • C/. Quintana S/N
  • Riells del Fai
  • BARCELONA (España)

PUBLICIDAD

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario