Comparte

La Comisión Nacional de Competencia (CNC) abrió el miércoles 2 de abril expedientes contra las Interprofesionales de carne y puesta, PROPOLLO e INPROVO. Estas y otras agrupaciones sectoriales serán investigadas durante 18 meses bajo la sospecha que puedan haber pactado alzas de precios o propiciarlas.
———————————————–

La Comisión Nacional de Competencia (CNC)
abrió el miércoles 2 de abril expedientes contra las Interprofesionales
de carne y puesta, PROPOLLO e INPROVO. Estas y otras agrupaciones sectoriales
serán investigadas durante 18 meses bajo la sospecha que puedan haber
pactado alzas de precios o propiciarlas.

Ya en agosto pasado se había iniciado un proceso de investigaciones
ante el fuerte incremento no sólo del pollo y los huevos, sino en general
de los productos básicos de alimentación. Así, otras siete
asociaciones ligadas a la FIAB (Federación de Industrias Alimentarias
y Bebidas) también serán investigadas, aunque de manera separada
por la CNC.

Aunque la comisión reconoce no haber encontrado pruebas de la existencia
de «acuerdos explícitos» para elevar los precios, considera
que sí podrían haber incurrido en «prácticas restrictivas
de la competencia». Se basan principalmente en declaraciones del secretario
general de Propollo, Angel Martín, en las cuales explicaba el fuerte
incremento en los precios de materias primas y cómo éstos podrían
repercutir en los precios finales del pollo.

En el caso de la interprofesional del huevo, lo que ha desatado
las suspicacias de la CNC, son dos notas de prensa de INPROVO donde se informaban
los precios del huevo del mes de Agosto del 2008. Las informaciones incluían
la proyección de precios, análisis de causas y repercusiones.

Las notas de prensa de INPROVO que, según la acusación
de la CNC
, pueden afectar a la libre competencia son:

– «Los
altos costes de producción del huevo provocan una subida de su precio
«

«El
coste de producción de huevo en España ha subido un 20% en el
primer semestre del 2007
«

Recomendamos su lectura y que cada lector llegue a sus propias conclusiones
sobre si informar que la
alimentación -el principal coste de producción- ha subido espectacularmente,involucra dificultar
la libre competencia.

INPROVO
ha rechazado tajantemente la posibilidad de posibles acuerdos, y argumenta que
se estaba informando a sus asociados de la nueva situación estructural
del mercado. Mientras que por parte del pollo PROPOLLO
ha rechazado igualmente cualquier acusación de pacto de precios.


Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario