Comparte

Un aumento en el coste de los cereales después de la peor sequía de los EE.UU. en más de medio siglo ha desatado una cadena de acontecimientos que amenaza con elevar los precios mundiales de la carne en 2013. La crisis económica mundial ha hecho que sea difícil para los agricultores trasladar los costos crecientes a los consumidores, y se ha optado por reducir los planes de producción ante las crecientes pérdidas.

Los precios al por menor de carne de cerdo y carne de res en los Estados Unidos se han mantenido estables hasta el momento, pero los analistas dicen que los minoristas se verán obligados a transmitir los crecientes costos a los consumidores.

Los expertos auguran que en 2013 veremos cómo se va sustituyendo aún más la carne de res por la de pollo y cerdo, que no serán tan caras.

Se prevé que la producción de carne vacuna de EE.UU. quede en 24,8 millones de libras, el nivel más bajo desde 2005, y en valor 23,6 millones de dólares en 2014, su peor resultado desde 1993. Igualmente, algunos economistas avisan ya que la industria del cerdo comenzará a ver una reducción en sus suministros en mayo o junio del próximo año.

Fuente: Reuters
En lo que respecta a avicultura, un aumento en los precios de la carne el año que viene podría hacer rentable la cría de ganado de nuevo, ya que se tarda muy pocas semanas en llevar a un pollo a la madurez. Por otra parte, un sector importante de carne que ha logrado evitar el aumento de los costos de alimentación y parece que va en expansión es el del cordero, ya que en muchos casos, por ejemplo en el Reino Unido, las ovejas son alimentadas con pasto.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario