Comparte

En el marco de las Jornadas
Profesionales de Avicultura
, celebradas en Sevilla del 5 al 9 de junio, tuvo
lugar una mesa redonda con el título El modelo integrado de producción
¿es satisfactorio para todos? La mesa estuvo formada por Francisco Villegas
(moderador), Ángel Martín (Propollo),
José M.ª Díez Gata (SADA
Andalucía
), Juan Ribera (Guadalquivir Avícola, S.C.A.), Francisco
Mestre (COAG) y Miguel A. Bolance
(UPA Andalucía).
———————————————–

Las Jornadas Profesionales de Avicultura son el evento anual en formación avícola que más asistentes convoca en toda España, unos 400 en la edición de este año, y están organizadas por la Real
Escuela de Avicultura
, el centro de referencia en formación avícola en español.
Por parte de la patronal (es decir, las integradoras y los mataderos) estuvieron PROPOLLO, en calidad de Interprofesional del Pollo, y SADA, la principal empresa integradora (produce pollos, los alimenta, sacrifica y comercializa) en España.


Por parte del trabajador (es decir, el avicultor que cría los pollos) estuvieron Guadalquivir Avícola, S.C.A., la mayor cooperativa de criadores de pollos de engorde en Andalucía, COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos) y UPA (Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos).

Ante la reclamación inicial de una regulación específica, en el sector del pollo español, que detalle los derechos y los deberes de integradores e integrados, formulada el representante de COAG, el portavoz de Propollo quiso remarcar que dicho sistema de basa en la confianza entre ambas partes. Además, según dijo, hay que tener en cuenta que las empresas integradoras han asumido responsabilidades para evitar que el sector sufriera los inconvenientes de muchas granjas europeas, por ejemplo, a
causa de la crisis causada por la influenza aviar.

En este punto, el representante de la UPA Andalucía señaló la situación de dependencia del avicultor respecto a las integradoras, lo cual genera una desconfianza que frena la inversión de los avicultores, por lo que considera importante
la necesidad de regular mejor el sistema. Sin embargo, también es necesario que los avicultores cumplan la normativa y sean capaces de adaptarse, ya que el futuro implica un trabajo en común.

Frente a la siguiente cuestión planteada, qué diferencia hay entre los ingresos que perciben el integrado y el integrador, Juan Ribera quiso dejar claro que el socio de la cooperativa siempre tiene más beneficios, pero que se debe al hecho de que responde también a las pérdidas, igual que una empresa privada. El criador, en cambio, no lo nota, porque sigue cobrando su contrato.


Llegados a este punto, el representante de SADA Andalucía dio las claves del mercado avícola
actual, en el que intervienen muchos más factores que en el pasado. Puesto que el objetivo común es ganar dinero, hay que concebir el negocio en su conjunto y tener claro que la única finalidad es satisfacer al consumidor.
Así, en un mercado libre como el nuestro los contratos son por prestación de servicios. La conclusión es que, para competir con grandes productores, como Brasil, hay que adaptar la cadena de producción a las exigencias de los consumidores (seguridad alimentaria, bienestar animal y protección medioambiental).

La siguiente cuestión, formulada por un avicultor,se centró en que la remuneración por animal prácticamente no ha variado en 20 años, pero la inversión ha aumentado mucho, a lo que el representante de SADA Andalucía alegó que los gastos
han aumentado para todos. Según él, sin embargo, el error de los granjeros es concebir todavía la granja como una fábrica de carne, en vez de mirar el conjunto, ya que también han aumentado los metros cuadrados, la densidad y la tecnología de la explotación, por lo que la rentabilidad por metro cuadrado también se ha visto incrementada.


El debate concluyó recordando que el precio, para bien o para mal, no lo pone el productor ni la integradora, sino el consumidor que adquiere el producto pollo en el supermercado, y es a partir de esas premisas de precio y calidad que, tirando para detrás, productores y transformadores deben trabajar para que todos los eslabones productivos puedan ganarse la vida.
El moderador Francisco Villegas recordó que los productores son libres de constituirse en cooperativas, pero mencionó
varias tentativas acabadas en fracaso y que, a diferencia de cuando está en una integradora, el avicultor constituido en cooperativa asume mayores beneficios, pero también mayores pérdidas cuando el mercado paga poco, con razón
o sin razón, como es el caso de la brutal disminución de precios en el caso de la gripe aviar.

Etiquetas:

Empresas mencionadas en esta noticia

{{company.logoTitle}}
  • GUADALQUIVIR AVICOLA - GUADAVI, S.C.A.

  • Virgen del Aguila, 8 bajo
  • SEVILLA
  • Sevilla (España)

PUBLICIDAD

Comparte

1 comentario

  1. Estimado Señor / Señora:
    Como consumidor muslem, Vivir en Barcelona. Quiero saber si los pollos Mercadona vende son sacrificados o muertos (electrificado)? y el surtidor para ellos?
    la espera de su respuesta
    saludos,
    Raghda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario