Un total de 60 productos pertenecientes al movimiento ‘Slow Food‘, que aboga por cambiar el estilo de vida en los hábitos alimenticios, se pueden adquirir y degustar hasta el lunes en la feria gastronómica Algusto, que se celebra en Bilbao Exhibition Centre (BEC), en Barakaldo (Vizcaya).
La feria, en la que también se pueden adquirir otros productos gastronómicos
ecológicos y artesanales, ha sido inaugurada el 11 de diciembre con la
presencia del presidente de ‘Slow Food’, Carlo Petrini, y de los alcaldes de
Bilbao y Barakaldo, Iñaki Azkuna y Tontxu Rodríguez, respectivamente.
Petrini ha destacado que el movimiento ‘Slow Food’ tiene sus raíces en
«las tradiciones de cada país» y que el objetivo es trabajar por «la diversidad» y «preservar el patrimonio alimentario», ya que se respeta la estacionalidad de los productos y se busca lograr «una comida sana que no necesita de productos químicos».
Este movimiento nació en el norte de Italia hace 20 años de la mano de un grupo de gastrónomos para oponerse a la llamada ‘comida rápida’ y hoy en día cuenta con cerca de 100.000 socios en 150 países de todo el mundo, entre productores, comerciantes, cocineros y particulares.
El coordinador de ‘Slow Food’ en Latinoamérica, Andrea Amato, ha señalado
que se trabaja con pequeños productores que elaboran productos que corren
el riesgo de desaparecer y se les presta apoyo para que puedan mantener esa
producción. Ha destacado que se trata de productos centenarios que si se dejasen de producir obligaría a las personas que viven de esos alimentos a abandonar sus aldeas para trasladarse a la ciudad en busca de trabajo, «con
lo que eso supone -ha puesto de relieve- de pérdida de la biodiversidad
cultural y económica».

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario