Comparte

Resumen Conferencia impartida por Olga Mínguez, de la Consejería de Agricultura de Castilla-León, en el marco de las Jornadas Profesionales de Avicultura 2013 el miércoles 29 de mayo en la Facultad de Veterinaria de León a las 15:00

Dentro de la UE, España presenta el 11% de la ganadería total, destacando (entre otras) la importancia productiva del sector avícola, en la que España ocupa el segundo lugar en la producción de carne de pollo con un 12% del total, superada sólo por Reino Unido y el tercer puesto en producción de huevos con un 11% del total solamente precedida por Francia e Italia.

La expansión y desarrollo de las exportaciones españolas de productos de origen animal es relativamente reciente, aunque notable y adicionalmente hay que tener en cuenta que el sector ganadero tiene gran impor- tancia en el marco socioeconómico.

Resumiendo lo expuesto, la actividad avícola en España en general y en Castilla y León en particular representan una parte muy importante de la economía ganadera. En este contexto es necesario el mantenimiento y mejora de la gran calidad sanitaria de la cabaña ganadera actual que no solo garantice la viabilidad de las explotaciones y las oportunidades de mercado sino también la salud pública.

En este sentido el Reglamento (CE) no 2160/2003 establece la obligatoriedad de adoptar medidas apropiadas y eficaces para detectar y controlar la presencia de Salmonella en todas las etapas de la producción con objeto de disminuir su prevalencia y el riesgo que supone para la salud pública. Para ello, los Estados Miembros aplican Programas Nacionales de Control en el marco establecido por la Comisión Europea.

Estos Programas van dirigidos a la protección de la salud pública mediante la consecución de objetivos prefijados; en el caso de la avicultura van dirigidos a aves de corral (aves reproductoras, gallinas ponedoras, pollos de carne y pavos). Los Programas Nacionales de Control incluyen la cadena de mandos (definición de responsabilidades), el desarrollo de medidas de prevención y control en el caso de que se detecte una zoonosis.

Enmarcado en los Programas Nacionales se ha realizado un gran avance en la prevalencia de salmonelosis zoonósica en avicultura que ha supuesto un gran esfuerzo organizativo y de gestión tanto para el sector implicado como para las autoridades competentes.

A lo largo de los últimos años, se ha instaurado un amplio protocolo de control de las medidas de bioseguridad en las explotaciones, en el marco del mismo se ha mejorado notablemente en las garantías de las reproductoras en origen, en la trazabilidad de todos los aspectos relacionados con las granjas (certificación de los programas sanitarios en origen, registros relacionados con alimentación animal, registros de los sistemas de limpieza y desinfección etc.) y por ende en los datos de prevalencia de salmonelosis zoonósicas en las explotaciones ganaderas. Igualmente, se realiza un control que garantice la ausencia de uso de antimicrobianos que puedan afectar al resultado de los análisis de las muestras.

Esta mejora de la situación en relación a la salmonelosis se ha producido no solo en dato numérico sino en implicación de todos los agentes que intervienen en la producción avícola y se ha visto reflejado en los resultados en salud pública

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario