Comparte

Resumen Conferencia impartida por Ana Mª. López, de la Facultad de Farmacia de la UCM, en el marco de las Jornadas Profesionales de Avicultura 2013 el viernes 31 de mayo en la Facultad de Veterinaria de León a las 12:00

El etiquetado de los alimentos proporciona información sobre los alimentos y debe permitir al consumidor el seguimiento de una dieta variada y equilibrada. Los mensajes sobre las propiedades nutritivas o saludables de los alimentos deben estar regulados, con el fin de que el consumidor comprenda dichas declaraciones y que se le proteja de declaraciones engañosas. En este contexto, el huevo es un alimento de gran interés desde el punto de vista nutricional, por su bajo aporte energético y elevado contenido en nutrientes de alta biodisponibilidad y el etiquetado del mismo puede ayudar al consumidor a conocerlo.

Las tablas de composición de alimentos recogen los datos científicos disponibles sobre la composición nutricional del huevo. En este sentido, no se trata de datos fijos y establecidos, ya que la composición del huevo puede variar dependiendo de numerosos factores, y por otro lado, cada vez se disponen de más datos científicos que permiten conocer mejor la composición en nutrientes del huevo. Para poder comprender mejor el interés nutricional del nuevo, esta composición nutricional debe compararse con las Cantidades Diarias Recomendadas para vitaminas y minerales y expresarse como porcentaje.

Teniendo en cuenta la normativa más reciente se analizarán diferentes modelos de etiquetado nutricional para el huevo, así como las posibles declaraciones nutricionales y de propiedades saludables que puedan realizarse sobre el huevo, y que deberán basarse y fundamentarse en pruebas científicas generalmente aceptadas.

En este sentido, las declaraciones a incluir en el etiquetado pueden ser:

  • Declaraciones de propiedades nutritivas: es la que sugiere, afirma o da a entender que el alimento tiene propiedades benéficas específicas en relación a su composición nutricional.
  • Declaraciones de propiedades saludables: las realizadas afirmando, sugiriendo o dando a entender que existe una relación entre el alimento o uno de sus constituyentes y la salud.
  • Declaraciones de de reducción del riesgo de enfermedad: las que relacionan al alimento o sus constituyentes con una reducción significativa de un factor de riesgo de aparición de una enfermedad humana
Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario