Comparte

piensoSe calcula que la demanda mundial de alimentos aumentará en un 70% de aquí a 2050 y, al mismo tiempo, un fuerte incremento en el uso de la biomasa ejercerá también una gran presión sobre la agricultura. Convertir en pienso los residuos agrícolas –la solución que preconiza el proyecto de investigación NOSHAN, financiado por la UE– brindaría nuevas oportunidades a los agricultores, al tiempo que reduciría la dependencia de Europa de las importaciones de piensos. Con ello se impulsaría a su vez la creación de nuevos puestos de trabajo «verdes» en la recogida de residuos, las plantas de procesamiento y la fabricación de piensos. Este concepto será especialmente bien acogido en las zonas rurales, donde el crecimiento es menos intenso que en las zonas urbanas y donde la industria de los piensos es un potente motor económico.

proyecto-noshan-para-aprovechar-residuos-avicolas-en-piensos-para-avesEl proyecto NOSHAN convertirá en pienso los residuos alimentarios – en particular, de las frutas, hortalizas y productos lácteos – con un coste bajo, y manteniendo un bajo consumo de energía. El equipo –centros de investigación, una universidad y empresas de seis países de la UE además de Turquía–, comenzó a trabajar en 2012 evaluando el valor de distintos tipos de residuos y creando una base de datos con los potenciales ingredientes de los piensos. Para cuando finalice el proyecto, en 2016, el equipo conocerá también las mejores tecnologías para la extracción y mejora de cada tipo de residuo.

NOSHAN también está trabajando en ingredientes funcionales de los piensos derivados de residuos alimentarios que se destinan a necesidades específicas de los animales, como el fomento de la salud o la prevención de enfermedades. Por ejemplo, los investigadores buscan actualmente fibras y péptidos (compuestos químicos) funcionales dentro de los residuos. Estos se utilizarán para elaborar piensos adaptados a los cerdos y las aves de corral.

El proyecto NOSHAN ha sido galardonado con casi 3 millones de euros de financiación dentro del séptimo programa marco de investigación y desarrollo tecnológico (2007-2013) de la Unión Europea.

Más información sobre el proyecto Noshan en la European Commission.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario