El mundo de la publicidad está constantemente reinventándose… cuando parecía que ya se habían descubierto todas las posibilidades publicitarias, aparecen nuevos soportes. El último soporte utilizado en Estados Unidos es nada menos que «un huevo».
———————————————–

El mundo de la publicidad está constantemente reinventándose… cuando parecía que ya se habían descubierto todas las posibilidades publicitarias, aparecen nuevos soportes. El último soporte utilizado en Estados Unidos es nada menos que «un huevo».

En Norteamérica se distribuyen más de 50.000 millones de huevos al año. Para los norteamericanos se trata de un alimento que se compra semanalmente y que se consume diariamente, preferentemente por las mañanas. Otro dato más, el 91 % de los compradores de huevos miran la fecha de caducidad antes de hacerlo, siendo el target objetivo mujeres de clase media alta, de 22 a 54 años… con estos datos, ¿porqué no convertir la cáscara del huevo en soporte publicitario?

Ésta es precisamente la idea que vende una empresa de Illinois llamada Eggfusion. La idea es una evolución de otra puesta en marcha por Brad Parker, quien creó la compañía en el año 2001. Su tío tenía una granja y estaba preocupado por la cantidad de gente que sufría salmonelosis porque algunas tiendas tiraban los cartones de los huevos pasados de fecha, pero metían éstos en nuevos cartones, con otra fecha.

Parker estudió la posibilidad de crear un sistema para marcar la frescura de los huevos en la propia cáscara con láser y sacó adelante el proyecto. Cuyando hubo solucionado ese problema, se le ocurrió la idea de dar un paso más: además de la fecha de caducidad, ¿por qué no un mensaje publicitario?… Y otra pregunta: ¿cuanto tardará en llegar a España la idea de añadir publicidad a la fecha de caducidad?, uno de los países que más consumen este sabroso producto alimenticio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario