Comparte

Como entre los diversos gastos de crianza que tiene que afrontar el criador de pollos, la calefacción es el más importante, todo lo que se haga para reducir esta partida presupuestaria es interesante. Con este objeto, en esta mesa redonda se expondrán y debatirán diversas opciones para reducir los costes energéticos, comenzando por el aislamiento de las naves y continuando con el empleo de biomasa, el suelo radiante, el equipamiento de las naves con placas fotovoltaicas, etc. 

 

Las alternativas a las fuentes convencionales, en este caso de origen fósil, bien GLP, gas natural, gasóleo o más recientemente el GNL, son perfectamente válidas, en el momento de de plantearse una reducción del coste energético de una nave avícola, bien sea cebo o reproducción, el planteamiento es más en el sentido de la optimización del combustible usado, aplicando técnicas más eficaces que nos permitan un aporte de calor con las siguientes características:

  • Instantáneo, de modo que nos permita obtener una respuesta rápida.
  • No agresivo, no una fuente que aporte aire a temperaturas 90º o más grados.
  • Limpio, sin aporte de gases contaminantes
  • Fácilmente manejable, es decir que permita una automatización y una distribución en el espacio optima.
  • Compatible con otros medios de ahorro de combustible (intercambiadores de calor)
  • Que el origen de esta energía pueda ser variable, dependiendo de la disponibilidad del combustible y el precio.

Trabajando en esta línea, SUMICOR S.A, lleva varios años aplicando calor en nuestras explotaciones con agua caliente, bien sea por aerotermos o suelo radiante.

Inconvenientes y ventajas de cada uno de los métodos, aunque ambos son perfectamente compatibles.

Suelo radiante:

Ventajas:

  • Nos permite trabajar con temperaturas de agua relativamente bajas
  • Calentamos directamente las camas
  • Seca y mantiene en buen estado las camas
  • No existen elementos o aparatos presentes en la nave que exijan limpieza u otro tipo de mantenimiento.
  • Durabilidad indefinida, no tiene desgastes.

 Inconvenientes:

  • Elevado coste de instalación
  • Exige de personal más cualificado en la hora de instalarlo y con experiencia en este tipo de uso.
  • Control más complejo por medio de los autómatas existes en el mercado.
  • Reacción muy lenta. Necesita mucho tiempo para alcanzar las temperaturas deseadas.
  • En muchos casos es aconsejable otro tipo de aporte de calor complementario.

Aerotermos:

Ventajas:

  • Aporte de calor con temperaturas de aire suaves, menos de 70 º
  • Aporte rápido de calor y localizado.
  • Desestratifica el aire.
  • Bajo mantenimiento.
  • Compatibilidad con cualquier combustible
  • Inconvenientes:
  • Elementos dentro de la instalación
  • Mayor coste de instalación que generadores directos

En cualquiera de los casos, es destacable la optima adaptación a explotaciones de gran tamaño, al ser posible la instalación con un solo centro de producción de agua caliente, mejorando de este modo los costes de mantenimiento, instalación y energéticos.

Sistema idóneo para calderas de biomasa, “donde haya acopio de fácil, buen precio y de calidad”.

José Antonio Barrio. Sumicor, S.A. jabarrio@coren.es

Ingeniero Técnico Agricola. Master en dirección de empresas agropecuarias por la Escuela de Negocios Caixa Vigo, es Técnico Superior en prevención de riesgos labolares. Lleva 21 años desempeñando el puesto de Director Técnico de Suministros Coren. 

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario