———————————————–

El pasado 1 de diciembre los grupos francés Rhône-Poulenc y alemán Hoechst han dado a conocer el estado actual de sus discusione con vistas a fusionar sus actividades farmacia y agroquímica. El nuevo gigante, una sociedad común y paritaria al 50 % con sede en Estrasburgo, se llamará Avantis y será el número uno mundial en el sector de ciencias de la vida -salud humana, animal y vegetal- con una facturación de 115.000 millones de francos -unos 2,9 billones de pesetas.
El Consejo de Administración de Rhône-Poulenc ha ratificado la fusión al igual que el consejo de vigilancia del gigante alemán, Hoechst. Avantis, se dividirá en dos entidades: la primera, con sede en Lyon, se centrará en la agroquímica y su presidente será el francés Alain Godard, y la segunda, que reunirá las actividades de farmacia, tendrá su sede en Francfort y será presidida por el norteamericano Richard Markhman, que dirige la división farmacéutica de Hoechst.
En el sector de farmacia, la fusión de los dos grupos dotará a la nueva empresa de un claro liderazgo en materia de investigación y desarrollo -I+D-, a lo que destinará 14.000 millones de francos anuales -unos 350.000 millones de pesetas-, distanciándose así de sus competidores. Otra de las ventajas de la fusión es que permitirá ampliar su cartera de productos en un número mayor de terapias, además de alcanzar un tamaño crítico en términos de marketing y de investigación y desarrollo.
La francesa Rhône-Poulenc, que hace un año reagrupó sus actividades químicas en una sociedad independiente, Rhodia, que cotiza en bolsa, tendrá que desprenderse de la participación del 70 % que mantiene en esta compañía. Por su parte, Hoechst ha hecho público un proyecto para escindir las actividades químicas del grupo porque ya no suponen una actividad estratégica de primera importancia.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario