cerealesEn una rápida visión de los mercados de piensos al cerrar los dos primeros meses del año, podríamos decir que todo ha girado en torno a dos tipos de productos, los cereales del viejo continente y la soja, como principal fuente proteica, de origen americano.

En los mercados cerealistas destacan las elevadas ventas de granos por parte de Rusia, lo que ha conducido a que sus existencias para el mercado interior llegaran a unos preocupantes mínimos. De hecho, este país, junto con Ucrania y Kazajstán, antiguos satélites de la URSS, se ha convertido en la principal proveedora mundial de cereales, desplazando netamente a Estados Unidos.

En la Unión Europea, otro país con unas mínimas reservas de cereales es el Reino Unido, habiendo tenido que recurrir a importaciones de Francia y Alemania. Y para terminar con los productos energéticos, menos mal que el maíz OGM por una parte ha visto refrendada su seguridad por la EFSA (la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria) y, por otra, terminó cerrando el año en Brasil con una cosecha record, lo que ha conducido a que su precio en la bolsa de Chicago fuera este febrero un 10 % inferior al de seis meses atrás (aunque aun superior en un 13 % al de febrero del 2012).

En el mundo de la soja, es interesante ver que en el barómetro mundial que es la referida bolsa de Chicago su precio actual sea del orden de un 15-20 % inferior al de hace seis meses, pero aun así, casi un 20 % superior al de hace ahora un año. La causa, no del todo clara pues aunque su cosechas en Brasil hubiera sido record y, por otra parte, China mostrara últimamente una cierta ralentización de sus compras en el exterior, no hay que perder de vista que Argentina, otro gran productor, está reteniendo mercancía, por razones puramente especulativas. Con todo ello, no es de extrañar que la publicación Oil World haya advertido acerca de que los stocks mundiales de la oleaginosa son los más bajos en varios años, con el riesgo de que si las condiciones climáticas en el continente americano no son propicias la cosecha de este año se resentiría y se podría llegar a ver una escalada de precios como la de mediados del 2012.

Consultar otras noticias sobre mercados en www.avicultura.com.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario