Rusia está reduciendo las cuotas de las importaciones de la carne avícola
procedente de países de la UE y los Estados Unidos.
———————————————–

Rusia está reduciendo las cuotas de las importaciones de la carne avícola
procedente de países de la UE y los Estados Unidos. Mientras tanto, actualmente
los productos de las granjas avícolas satisfacen por encima la necesidad
mínima del Distrito Federal de los Urales en carne de pollo. El éxito
actual del sector está relacionado principalmente con el apoyo integrado
a los agricultores en los últimos 5 años. Según lo aclarado
por el columnista de la agencia de información «RusBusinessNews»,
«para un mayor desarrollo de avicultura son necesarias no sólo las
medidas proteccionistas, sino también el apoyo a un clima favorable de
inversión.

En Rusia, desde el Año Nuevo prácticamente están suspendidas
las importaciones de la carne avícola procedente de los Estados Unidos.
La versión oficial declarada por las autoridades es la ausencia de la
conformidad de los productos a las normas sanitarias de producción de
carne que entraron en vigor el 1 de enero de 2010. En particular, la solución
utilizada en el tratamiento de ave de corral contenía concentraciones
inaceptables de cloro. La reacción de la parte estadounidense no tardó
en llegar. El 19 de enero en Moscú fueron celebradas las consultas bilaterales
para examinar las condiciones en las que los avicultores estadounidenses podrían
continuar las entregas a Rusia. La parte estadounidense expresó su disposición
a llevar su producción conforme a los estándares rusos. Sin embargo,
la modernización de las empresas según diversas estimaciones tomará
tiempo de 2 a 3 meses.

El obstáculo de «cloro» no es el último, y, obviamente,
no sea la medida proteccionista más radical del Gobierno ruso. Así,
para el año 2012 las cuotas de las importaciones de carne y productos
secundarios de avicultura serán reducidas en un 30% de los actuales 780
mil toneladas. Esto afectará a los productos frescos, refrigerados o
congelados. Más de todo será reducido el volumen de las exportaciones
americanas: de 600 mil toneladas a 409,2 mil toneladas. Las cuotas europeas
se reducirán de 144,3 mil toneladas a 101,75 mil toneladas. Al mismo
tiempo, los avicultores rusos tienen una tarea de cerrar la brecha. «En
el futuro previsible, y esto, creo, son unos 4-5 años como máximo,
podremos no sólo cubrir a 100% las necesidades del mercado interior por
nuestros propios productos, sino también ocupar un lugar digno en el
mercado mundial» – dijo el Primer Ministro Vladímir Putin.

Según los datos del Comité Estatal de Estadísticas, en
2008 en Rusia fueron producidos 3,022 millones de toneladas de carne de ave
de corral, el incremento en 2007 fue el 14%. Las seis regiones del Distrito
Federal de los Urales producen unas 300 mil toneladas. Por supuesto, los Urales
todavía no igualan con el Distrito Federal Central que tiene liderazgo
en el mercado de la carne avícola en Rusia. En las regiones de Belgorod,
Moscú, Kursk, Tambov producen anualmente más de 1 millón
de toneladas en peso vivo. Sin embargo, la dinámica de la avicultura
en los Urales que incluye las zonas del norte del permafrost, es una de las
más altas de Rusia. En 2008 el volumen de la producción avícola
aumentó respecto a 2007 en el 17%. Los índices más altos
tiene sólo el Distrito Federal del Lejano Oriente que en realidad empezó
desde cero, y la zona central de Rusia.

Los líderes de avicultura en los Urales son las regiones de Cheliábinsk
y de Sverdlovsk. Ellas representan más del 80% de la producción.
Con ello, la parte más grande toca a los Urales del Sur. Aquí,
el volumen de carne de pollo se aumenta anualmente en un 15%-30%. «Desde
2004 la producción avícola incrementó 3 veces. En 2009
la región produjo 153 mil toneladas de este tipo de productos. En 2012
tenemos previsto alcanzar el índice de 200 mil toneladas», – comentó
a «RusBusinessNews» Vladímir Korcharguin, jefe de la dirección
del desarrollo de avicultura del Ministerio de Agricultura de la región
de Cheliábinsk.

El aumento de los volúmenes de la producción es posible gracias
al apoyo presupuestario sistemático a la industria en los últimos
5 años. Normalmente el dinero del erario federal y local estaba destinado
a subsidiar la adquisición del equipo y a cubrir las tasas de crédito.
Esto, a su vez, estimulaba a los inversores privados a hacer las inversiones
a largo plazo en el desarrollo de granjas avícolas. Como resultado, desde
2004 fueron reconstruidos, modernizados y construidos desde cero 9 locales de
reproducción avícola y complejos de pollos de engorde.
El volumen actual permite producir 45 kilogramos de productos avícolas
por un habitante de la región de Cheliábinsk, mientras la norma
de la Organización Mundial de la Salud es 18 kilogramos. Las granjas
avícolas de los Urales del Sur suministran sus productos a las regiones
de Moscú, Samara, Sverdlovsk, Tiumén, Omsk, Novosibirsk. Sin embargo,
según los datos del Ministerio regional de Agricultura, en el mercado
intrarregional los productos locales ocupan no más del 75%. El 25% restante
son los suministros procedentes de otras regiones, así como las importaciones.
Los productos extranjeros están representados principalmente en los mercados.
Además, con los productos importados cuentan las empresas procesadoras.

«Las empresas que se dedican a la importación de carne de pollo
ocupan el mercado, formando y desarrollando las relaciones anteriores, y no
se puede prohibirles el comercio. Con todo eso éstas a menudo hacen dumping,
ofreciendo productos cuyo precio es mucho más bajo que el precio de los
productos de Cheliábinsk. Por ejemplo, las pequeñas empresas minoristas
compran los productos por 20-30 rublos por kilo y venden por 50-60 rublos. Y
nuestro pollo refrigerado cuesta 70-90 rublos siendo el precio de coste 50-68
rublos», – subraya V. Korchagin. Al mismo tiempo el precio bajo de productos
importados el experto explica por hecho de que a Rusia se suministran principalmente
muslos baratos y las partes del canal sólo convenientes para su transformación
en carne picada. «La pechuga es la parte del pollo que tiene más
valor biológico, por lo que estos productos se venden normalmente en
seguida y siempre hay una alta demanda. Por lo tanto, en el mercado interior
de Rusia, este sector está ocupado por las empresas nacionales: los estadounidenses
dejan para ellos este tipo de producto», – dice V. Korchagin.

En medida más grande dependen del mercado las regiones que tienen «dotaciones
de carne». En primer lugar son Ugra y Yamal. Según los datos del
Comité Estatal de Estadísticas, en 2008 en la primera región
habían producido sólo 100 toneladas de carne de pollo, y en la
segunda no habían producido nada en absoluto. Según lo han comentado
a la agencia de información RusBusinessNews» en la dirección
del complejo agroindustrial de Ugra, en el Distrito Autónomo de Janti-Mansi
hay varias granjas avícolas que se dedican a la cría de pollos,
pero casi todas ellas se especializan en la producción y comercialización
de huevos. El volumen de la producción de carne en las empresas no supera
50 toneladas al año. Así, en el distrito producen sólo
un pequeño tanto por ciento de la carne necesaria. Un 90% son los productos
procedentes de otros sujetos del Distrito Federal de los Urales (normalmente
de la región de Cheliábinsk y la de Tyumen, donde se hallan las
granjas avícolas pertenecientes al Gobierno del Distrito Autónomo
de Janti-Mansi), así como las importaciones. «Hasta ahora, la carne
importada a Ugra fue significativamente más barata que la producida en
la región: en las condiciones climáticas del norte el precio de
coste de la producción de las granjas avícolas locales no es muy
competitivo», – subrayan los expertos de la dirección. Con todo
esto a la región se suministra exclusivamente el pollo congelado, el
mercado de carne refrigerada está prácticamente vacío.

Según las estimaciones de «RusBusinessNews» basadas en la norma
de consumo establecida por la OMS y en los datos del Comité Estatal de
Estadísticas, actualmente los Urales no sólo se abastecen de la
cantidad necesaria de carne avícola, sino también podría
fácilmente formar las reservas y llevar el comercio con los territorios
vecinos. Así, en 2008, siendo la norma mínima de autoabastecimiento
257,4 mil toneladas, en el Distrito Federal de los Urales fueron producidas
294,1 mil toneladas.

Estabilidad por el bien de la reproducción
Evidentemente, para desarrollar la avicultura de manera uniforme, es necesaria
una estrategia nacional integral. El Ministerio de Agricultura de Rusia, conforme
a las instrucciones del Primer Ministro, Vladímir Putin, ya ha comenzado
a elaborar un programa nacional para el desarrollo de avicultura hasta el año
2020.
Según lo han informado a «RusBusinessNews » en el servicio
de prensa del Ministerio, el documento supone unas direcciones básicas.
La primera es el desarrollo de la base de ave de raza. Según el Ministerio
de Agricultura, actualmente en Rusia el 15% de la carne avícola se produce
en base de huevos importados. En el futuro está previsto formar una red
de centros de selección de aves de raza. Otra dirección importante
es el desarrollo de la base forrajera y la producción de vitaminas de
forraje. Además, el programa proporcionará las medidas ponderadas
de la regulación de tarifas aduaneras y el desarrollo de otras áreas
de avicultura, en particular, la transformación de huevos, producción
de la carne de pato y pavo.

Pero lo más importante es que el Ministerio de Agricultura de la Federación
Rusa tiene previsto apoyar los proyectos de la industria avícola. Según
los expertos, precisamente el clima favorable de inversión garantizará
a largo plazo el desarrollo estable de la industria. Un ejemplo vivo es la región
de Cheliábinsk. El apoyo realizado en el período de cinco años,
permitió a las factorias avícolas locales expulsar los productos
de otras regiones de las tiendas y reducir su cuota en el mercado de 60% a 25%.
Sin embargo, el último año y medio siendo reducido el apoyo presupuestario
y aumentado el interés de los préstamos, cierta parte de los proyectos
inversionistas iniciados y previstos fue bloqueada. Las empresas existentes
sin duda son capaces de aumentar los volúmenes de producción en
un 10%-15% al año. Sin embargo, el potencial del desarrollo de la industria
es mucho mayor. En los ministerios sectoriales de la Federación confirmaron
ante «RusBusinessNews» que en casi todas las regiones existe uno o
decena de proyectos inversionistas inactivos o suspendidos relativos a la industria
avícola.

Para construir desde cero de un matadero es necesario, según diversas
estimaciones, el período de 1 a 1,5 años. Por lo tanto, si las
autoridades de Rusia y los gobiernos de la región no tardan en la aplicación
de los programas de desarrollo de avicultura, para 2012 el país tendrá
una posibilidad real de alcanzar a 100% la «independencia de pollo»,
e incluso empezar las exportaciones.

Evguenia Eremina

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario