Comparte

La prohibición de Rusia de importar carne de cerdo y sus derivados de España,

Estados Unidos y Canadá, se mantendrá hasta que se clarifiquen los mecanismos de contagio del virus de la gripe AH1N1, según declaró
el pasado 4 de mayo el Servicio Federal de Control Veterinario y Fitosanitario
ruso.

El portavoz del Servicio, Alexéi Alexéyenko, afirmó que «todavía quedan serios motivos para suponer que el virus de la gripe AH1N! puede transmitirse de los animales a los humanos», y en este sentido, puso encima de la mesa el caso de contagio de un cerdo por un hombre que ha detectado la Agencia canadiense de control de los alimentos (Canadian Food Inspection Agency).

Con este ejemplo, Alexéyenko, respondía a las críticas del Gobierno Español, que considera insuficiente la argumentación de Rusia para cerrar las fronteras y vetar la carne porcina, tanto de España, el estado norteamericano de Carolina del Sur, como de las provincias de Canadá:
Notario, Columbia Británica y Nueva Escocia.

Según la Ministra española de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, «no se justifica en ningún momento el cierre de fronteras para la carne porcina por la situación de gripe». Además, la ministra explicó que el consumo de carne de cerdo puede ser consumida sin ningún tipo de riesgo, tal y como ya han reiterado instituciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El cierre de estas fronteras se suma a otros vetos que ya había hecho Rusia con anterioridad a nueve estados de Norteamérica y de los países de Sudamérica. En concreto, se prohíbe la importación de cerdos vivos, carne de cerdo y sus derivados que no hayan sido tratados térmicamente.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario