En la primera Jornada sobre biocombustibles y alimentación animal organizada por el MAPA, en la que participaron diversos especialistas relacionados con la producción de biocombustibles, agricultura, ganadería, alimentación y nutrición animal, se han valorado las posibles repercusiones de la producción de biocombustibles sobre la disponibilidad de materias primas destinadas a la alimentación animal.
———————————————–
En la primera Jornada sobre biocombustibles y alimentación animal organizada por el MAPA, en la que participaron diversos especialistas relacionados con la producción de biocombustibles, agricultura, ganadería, alimentación y nutrición animal, se han valorado las posibles repercusiones de la producción de biocombustibles sobre la disponibilidad de materias primas destinadas a la alimentación animal.
El desarrollo de la Jornada permitió reflexionar sobre las posibles repercusiones de las nuevas tendencias bioenergéticas, con un nuevo escenario en el que se pueden producir alteraciones en el precio de las materias primas, si bien es más que previsible que el mercado regule por sí mismo, y en un corto periodo de tiempo, las potenciales variaciones.
Por otra parte, el desarrollo de la producción de biocombustibles de segunda generación, que utilicen como materia prima la biomasa, puede contribuir a la amortiguación de estas potenciales modificaciones.
También se ha constatado que la producción de biocombustibles puede realizarse a partir de materias primas directamente utilizadas en la alimentación animal, obteniéndose, a su vez, co-productos que pueden incorporarse al pienso.
Esta dualidad puede dar lugar a una mayor cantidad de proteína disponible para la alimentación de los animales y una disminución relativa de hidratos de carbono que suministren energía.
A través de las ponencias y en la mesa redonda, se ha valorado la función de los co-productos obtenidos de la producción de biocombustibles, como fuente alternativa de materia prima directamente utilizable para la alimentación animal, señalándose la necesidad de impulsar la investigación sobre nuevas fuentes de suministro de energía en la dieta de los animales.
En definitiva, se plantea la producción de biocarburantes como proveedora de materias primas y como acicate para explorar nuevas alternativas en el campo de la alimentación animal, sector que ya ha demostrado sobradamente su capacidad de adaptación a las circunstancias de los mercados.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario