Las autoridades sanitarias de Indonesia y la Organización
Mundial de la Salud (OMS)
han incluido a 21 personas más, con lo
que ya suman 54, en una cuarentena que intenta abarcar a quienes tuvieron contacto
con una familia de ese país en la que seis de sus miembros han muerto
con síntomas de gripe aviar.
———————————————–

Las autoridades sanitarias de Indonesia y la Organización
Mundial de la Salud (OMS)
han incluido a 21 personas más, con lo
que ya suman 54, en una cuarentena que intenta abarcar a quienes tuvieron contacto
con una familia de ese país en la que seis de sus miembros han muerto
con síntomas de gripe aviar.
«El número de personas que permanecen ahora en cuarentena voluntaria
asciende a 54, porque se ha encontrado a más gente a la que conviene
mantener en observación después de lo ocurrido con esa familia»,
informó un portavoz de la OMS en Ginebra, Gregory Hartl.
Hasta el momento y según sus datos, ninguna de las personas que permanecerá
«cuarenta días bajo observación voluntaria» ha presentado
síntomas asociados a la variante H5N1 de la gripe aviar, que ha causado
la muerte de, al menos, seis miembros de una misma familia en Kubu Sembelang,
un pueblo de la isla de Sumatra.
Los expertos de la OMS temen que en el caso de esa familia (la mayor agrupación
de casos mortales por gripe aviar entre personas jamás detectada) el
virus haya pasado por primera vez de una persona a otra, puesto que hasta ahora
siempre había sido transmitido por un ave.
Concretamente, sospechan que ese foco tiene su raíz en una mujer de 37
años, miembro de la familia, que tras morir fue enterrada antes de que
se le pudieran tomar muestras clínicas para determinar el motivo exacto
de su fallecimiento.
Todas las personas que se encuentran en cuarentena están siendo tratados
con Tamiflu, el antiviral
recomendado por la OMS para luchar contra el virus, con excepción de
cinco de ellos, por tratarse de mujeres embarazadas o lactantes y niños.
Respecto a las pruebas que se realizan para establecer si hubo algún
tipo de contagio entre personas, Hartl explicó que, aunque ya se tiene
la secuencia genética del virus encontrado en dos de los afectados, aún
se trabaja en otras cuatro muestras.
Los expertos temen que, a base de sucesivas mutaciones genéticas, el
virus se transforme hasta ser capaz de pasar con facilidad de una persona a
otra (como ya lo hace entre las aves) y generar una pandemia humana.
De momento, los resultados reflejan que no ha habido cambios sustanciales en
la secuencia genética del virus, según han confirmado tanto la
OMS como las autoridades indonesias, aunque ambas partes todavía esperan
los datos del resto de las muestras tomadas.
Desde finales de 2003, la OMS tiene contabilizados 218 casos de gripe aviar
en humanos en diez países, de los que más de la mitad han sido
mortales, aunque esos datos no incluyen la reciente muerte de dos hermanos en
Indonesia que las autoridades de ese país atribuyeron hoy a esa enfermedad.
Fuentes del Ministerio indonesio de Sanidad indicaron que las víctimas
eran originarias de Java Oriental y que fallecieron a principios de esta semana
infectadas por el virus H5N1.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario