Comparte

La Dirección General de Medio Ambiente del gobierno balear ha comenzado
a realizar prospecciones en las islas de Ibiza y Formentera con el objetivo de
controlar el posible paso de aves infectadas por el virus de la gripe aviar, según
un comunicado
de este departamento.
———————————————–

La Dirección General de Medio Ambiente del gobierno balear ha comenzado
a realizar prospecciones en las islas de Ibiza y Formentera con el objetivo de
controlar el posible paso de aves infectadas por el virus de la gripe aviar, según
un comunicado
de este departamento.
Ses Salines, en Ibiza, y los estanques de Formentera serán el escenario
de estas actuaciones, ya que han sido consideradas zonas de riesgo por el Govern,
pese a que el Ministerio de Medio Ambiente no las contempla así, puesto
que sólo ha decretado las inspecciones en la Albufera de Mallorca.
En Ibiza y Formentera, un equipo de cuatro personas recogen muestras de aves vivas
cada 15 días. El trabajo de vigilancia en esos lugares se completa con
la labor de personal del Ibanat y otras entidades que analizarían cualquier
ave muerta con el fin de saber si son portadoras o no del virus.
Según los responsables del departamento, las especies que en sus migraciones
pasan por las islas "no son las que suelen padecer el virus", pero con
estos controles "se pretende descubrir si las aves que sobrevuelan la comunidad
pudieran haber entrado en contacto en sus migraciones con aves infectadas".

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario