Comparte

Unos 6.000 pollitos de dos días de vida han quedado calcinados en el incendio que ha destruido gran parte de las instalaciones de un gallinero industrial situado en la calle Loureiro del barrio de San Bartolomé de Rebordáns, en el municipio de Tui (Vigo).
El siniestro se detectaba a las cinco de la madrugada de ayer, por el intenso humo que provocó la alerta. Camilo Martínez Sías, concejal del Concello de Tui y marido de la propietaria de la instalación, Lidia Martínez, informó sobre este suceso describiendo la situación.

Según ha contado, él mismo utilizó los propios dispositivos contraincendios con que cuenta el gallinero para conseguir sofocar las llamas, por lo que no ha sido necesario dar aviso a Protección Civil ni a los bomberos.
De acuerdo con la versión facilitada por Camilo Martínez, se supone que la causa del siniestro ha sido accidental.
Opina como muy probable que una «chispa» de las estufas de serrín utilizadas para calentar el interior de la nave que alberga el gallinero prendiese en su interior, a pesar de que esas estufas cuentan con una protección de chapa metálica.
Algunos de los 6.000 pollitos, muy chamuscados, ayer tarde todavía tenían vida, dando una patética imagen del suceso.

Martínez Sías afirmaba que todavía no han realizado una valoración de los daños, que en principio consideran de envergadura. Han quedado totalmente destruidos los comederos y bebederos de las aves y la techumbre está chamuscada.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario