Comparte

Resumen Conferencia impartida por Mar Biarnés – Directora del CESAC, en el marco de las Jornadas Profesionales de Avicultura 2013 el martes 28 mayo a las 15:00

La Hepatitis por Cuerpos de Inclusión (HCI) es una enfermedad vírica, de curso agudo, causada por virus pertenecientes al Grupo I de Adenovirus aviares (FAV-I) que pertenecen al género Aviadenovirus de la familia Adenoviridae. Se han descrito los siguientes serotipos: FAdV-1, FAdV-2, FAdV-3, FAdV-4, FAdV-5, FAdV-6, FAdV-7, FAdV-8a, FAdV-8b, FAdV-9, FAdV-10 y FAdV-11 agrupados según criterios moleculares en 5 especies: A,B,C,D y E. En los brotes reportados de HCI, varios de estos serotipos se han visto involucrados en solitario, con otros serotipos o en asociación con otros agentes infecciosos como el virus de Gumboro o el Virus de la anemia infecciosa.

Los FAV-I están asociados a diferentes entidades clínicas, sin embargo, también pueden ser aislados de animales sanos, hecho que dificulta el diagnóstico ya que podemos detectar el virus o anticuerpos circulantes tras una exposición, sin apreciar el más mínimo problema.

El diagnóstico definitivo de un brote de HCI debe hacerse, no sólo en base a los signos y lesiones macroscópicas, sino con la ayuda del diagnóstico laboratorial, ya sea mediante estudio histopatológico, evidenciando las lesiones patognomónicas provocadas en los hígados afectados y/o mediante la detección del virus causante por métodos de aislamiento o bien técnicas basadas en biología molecular, como la PCR. La posterior caracterización mediante virusneutralización o genotipado del virus, nos llevará a conocer el serotipo implicado.

En España, desde el año 2011 hasta la actualidad, ha habido un incremento en el número de casos de Hepatitis por Cuerpos de Inclusión (HCI) por Aviadenovirus, tanto en pollos de engorde como en recría de reproductoras pesadas. Debido a ello, en el CESAC se puso a punto la técnica de genotipado mediante ampliación y secuenciación parcial del gen que codifica las proteínas hexones de la cápside del Aviadenovirus, con el objetivo de conocer que serotipos son los implicados en el brote. Durante el 2012, se recibieron muestras de 95 casos sospechosos, detectándose FAV-I en 36 (37,9%), 1 en recría de reproductoras pesadas y 35 en pollos de engorde. El análisis filogenético de 30 virus relacionó 22 con el serotipo FAdV-8b, 7 con el serotipo FAdV-11 y 1 con el serotipo FAdV-8a. Durante enero y febrero de 2013, se recibieron muestras de 15 casos sospechosos, detectándose FAV-I en 8 (53,3%), todos en pollos de engorde. El análisis filogenético de 7 de los 8 virus, relacionó 6 con el serotipo FAdV-8b y 1 con el serotipo FAdV-8a.

Asimismo, decidimos incluir en los programas de control sanitario, la determinación de anticuerpos frente FAV-I mediante la técnica de ELISA para conocer la seroprevalencia de FAV-I tanto en reproductoras como en pollos de engorde, el estado inmunitario de las aves desde su nacimiento (inmunidad maternal) hasta el final de su vida productiva, el momento en que se produce la seroconversión tras entrar en contacto con FAV-I y si hay diferencias entre los títulos ELISA de animales asintomáticos y de animales que presentan HCI. El estudio serológico reveló que la mayoría de reproductoras pesadas y de pollos nacen con elevadas tasas de anticuerpos frente a FAV-I y que desaparecen aproximadamente a los 21 días de vida, que en pollos, la seroconversión se produce hacia los 35 días de vida y en reproductoras a las 15 semanas de vida y que el título aumenta en proporción a la edad. Existen diferencias significativas entre los títulos ELISA de los lotes de pollos asintomáticos y los que han padecido HCI.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario