Comparte

Un número alarmante de ciudadanos del estado de Iowa ha sufrido toxiinfecciones
alimentarias en lo que va de verano. En algunos casos, el número de afectados
por enfermedades como la colibacilosis supera el doble del registrado durante
el verano de los últimos años. En 2004 ha habido 47 casos de E.
coli
, comparados con los 26 casos por año detectados desde 2001 a
2003.
———————————————–

p>La colibacilosis se caracteriza por una profusa diarrea y, ocasionalmente,
puede provocar fallo renal y otras complicaciones. Muchos niños han sufrido
este cuadro.
Otro agente implicado ha sido Salmonella, que ha afectado a 223 personas
hasta ahora. Desde 2001 hasta 2003 hubo una media de 171 casos por año.

Las autoridades sanitarias también han diagnosticado 271 casos de enfermedad
por Campylobacter durante el presente año, frente a los 207 de
media en los últimos veranos.

Estas enfermedades se dan cuando no se respeta la correcta manipulación
de los alimentos en cuanto a higiene, cocinado y cadena de temperatura.
Una recomendación de la Dra. Patricia Quinlisk, del Departamento
de Salud Pública del Estado de Iowa
, es cocinar la carne, en especial
la de pollo, hasta que el centro llegue a los 160 ºC. Si no se dispone
de termómetro, debe cocinarse hasta que cambia de color y el jugo que
emana de la carne sea claro.
Otras formas de evitar la toxiinfección pueden ser:
– Colocar siempre la carne cruda en la nevera
– Utilizar distintos platos para la carne cruda y para la cocinada.
– Lavarse las manos, los utensilios y los cuchillos con agua caliente y jabón
tras haberlos puesto en contacto con la carne cruda y vayan a ser usados de
nuevo.
– Mantener los alimentos cocinados calientes y los fríos en frío.


Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario