Comparte

A mediados del pasado julio, la empresa productora de huevos Pazo de Vilane celebró una jornada de puertas abiertas con el objetivo de que sus seguidores y clientes pudieran conocer de cerca la granja donde viven las gallinas en libertad, ver cómo se alimentan y pastan en el campo.

Durante la visita, se visitó la nave de envasado donde se arman artesanalmente cada una de las cajas que contienen los huevos camperos hasta que llegan a los hogares de toda España. Además de los gallineros, el recorrido incluyó las plantaciones de frutos del bosque. Un ejemplo de estrategia de marketing que en este caso fortalece la relación de confianza del consumidor, así como establece vínculos especiales entre la empresa y sus clientes.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario