sacrificioUn reciente estudio científico de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Bristol ha demostrado que los shocks pre-aturdimiento en las plantas comerciales de procesado de broilers provocan importantes efectos en la canal y la calidad de la carne, así como en el bienestar de los animales.

El informe se centra en la incidencia y los efectos de los shoks pre-aturdimiento en plantas de procesamiento de pollos de engorde que usan un sistema eléctrico de aturdido, el sistema más utilizado en el Reino Unido. Los resultados aparecen publicados en la revista Animal Welfare, la revista de la Federación de Universidades para el Bienestar Animal.

La investigación fue llevada a cabo por el profesor Toby Knowles y Wotton Steve, de la Universidad de Bristol, y Muhammad Asif Rao, y cuenta con el apoyo económico de Dorothy Sidley Memorial, de la Humane Slaughter Association (HSA).

El estudio identificó problemas sobre todo en aves más ligeras, efectos adversos sobre la canal y calidad de la carne. Los resultados indican no sólo un serio problema de bienestar, sino también una carga económica importante para los productores de pollos que usan este sistema de aturdido con el baño de agua eléctrico.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario