Comparte

Según Francisco Javier Miranda, profesor de la Universidad de Extremadura y coautor de un trabajo sobre la innovación y las tendencias del mercado cárnico en España en el horizonte de 2016, que publica la revista ‘Meat Science’, la demanda de carne “no variará significativamente en tamaño, pero el pollo sustituirá al vacuno como la carne con más peso en la cesta de la compra”. Esto vendrá dado por la actual situación de crisis, pero también por la imagen de seguridad alimentaria del pollo frente a otros productos, argumento que igualmente será el que aumentará las ventas de pavo, hasta ahora con una cuota de mercado muy residual.

El informe dictamina que el precio perderá importancia relativa frente a otros atributos como las denominaciones de origen protegidas, las indicaciones geográficas u otras marcas de calidad. En este sentido, los principales canales de venta se concentrarán en las grandes superficies. Los hipermercados y supermercados verán incrementar su cuota de mercado en los próximos cinco años, en perjuicio de las pequeñas carnicerías y charcuterías.

El punto débil de la industria cárnica en 2016 estará en la demanda de carne ecológica y la enriquecida y funcional, ya que según los expertos estos formatos no superarán los niveles de venta actuales.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario