Las pérdidas se estiman en 21.000, ya que las aves estaban a punto de salir al mercado
Un fallo eléctrico de Iberdrola inutilizó durante horas el sistema de ventiladores y provocó la muerte por asfixia de 11.000 pollos que se encontraban en una granja avícola de la localidad de Arévalo (Ávila). Las pérdidas se estiman en 21.000 euros.

La avería dejó sin suministro eléctrico a la granja, un fallo grave dado que las aves son muy sensibles al calor, y especialmente en esta época del año. Los pollos tenían, cuando se produjo el fallo, unos tres kilosde peso, y estaban a punto de salir al mercado. El productor ha manifestado que está realizando las gestiones necesarias para que Iberdrola indemnice con la «máxima urgencia» los daños. Iberdrola, por su parte, niega su responsabilidad.

Más información en Enesa o en la web de Agroseguro, donde se pueden consultar las condiciones de los seguros para explotaciones de pollos.

Fuente de la noticia: Diario de Ávila

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario