Comparte

carne polloSegún una investigación publicada en «British Medical Journal«, las mujeres que comen más cantidad de pollo, pescado, frutos secos y legumbres y menos de carne roja podrían tener un riesgo más bajo de cáncer de mama. Se sabe que existe una asociación significativa entre el consumo de carne roja y el cáncer de mama, aunque hasta ahora la mayoría de los estudios que han analizado esta relación se han basado en la dieta durante la mediana edad y en edades mayores, mientras que este nuevo ensayo se ha basado en la dieta en edades más jóvenes.

El trabajo ha analizado los datos de 88.803 mujeres premenopáusicas (26 a 45 años) que participaron en el Nurses ‘Health Study II, y que habían completado un cuestionario sobre la dieta en 1991. Los alimentos analizados en el estudio fueron los siguientes: carnes rojas sin procesar -ternera, cerdo o cordero y hamburguesas- y procesadas -salchichas, tocino y embutidos-; aves de corral -pollo y pavo-; pescado -atún, salmón, caballa, sardinas-; legumbres -alubias, lentejas y los guisantes-; y frutos secos. Todas las participantes calificaron el consumo del estos alimentos desde «nunca o menos de una vez al mes» hasta «seis o más veces al día».

Gracias a su modelo estadístico, por ejemplo, calculan que habrá 493 casos de cáncer de mama en las 306.298 mujeres con la menor ingesta de carne roja, mientras que en las 31.169 personas que consumen más carne roja esta cifra será de 553 casos. Las conclusiones, señalan los autores, muestran que un mayor consumo de carne roja se asociaba con aumento del 22% en el riesgo de cáncer de mama en general. Por cada porción adicional diario de carne roja se producía un incremento del 13% del riesgo de cáncer de mama (12% en mujeres premenopáusicas y 8% en las mujeres posmenopáusicas).

Sin embargo, el efecto del consumo de carne de ave era justo lo contrario. Así, sustituir cada día una porción de carne roja por una de ave de corral se asociaba, según este mismo el modelo estadístico, con una reducción del 17% en el riesgo de cáncer de mama en general y del 24% en tener cáncer de mama después de la menopausia. Similares beneficios se observaron con las legumbres, los frutos secos o el pescado.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario