Comparte

La Agencia
de Protección de la Salud y Seguridad Alimentaria
y la Asociación
Castellano-Leonesa de Empresas de Avicultura
celebraron el pasado día
29 en Valladolid una jornada para dar a conocer al sector avícola medidas
que mejoran la seguridad alimentaria tanto en la producción como en la
venta de huevos.
———————————————–

En un comunicado conjunto se detalló que responsables de estas entidades
darán a conocer el desarrollo e implantación de sistemas de autocontrol
(Análisis de Riesgos y Puntos de Control Críticos, ARPCC) en centros
de embalaje de huevos.

La implantación de estos sistemas, junto con la normativa de etiquetado
por la que cada huevo lleva impreso en su cáscara un número identificativo
de su procedencia, permitirá al consumidor poder conocer toda la trazabilidad
del huevo que compra, con lo que se mejora la seguridad alimentaria demandada
por los consumidores.

Asimismo, también se presentará un programa de adopción de
medidas en la cadena de producción y comercialización para mejorar
la seguridad del huevo, medidas que irán desde la granja a la mesa. Para
poder realizar las acciones presentadas, una de las herramientas principales es
el Sistema de Análisis de Riesgos y Puntos de Control Críticos,
mediante el que se facilitará el desarrollo e implantación de ambas
propuestas, con el fin de dar a los avicultores herramientas que puedan cumplir
con las exigencias de los consumidores.

La adopción de medidas de mejora en la seguridad alimentaria es un compromiso
adoptado por los productores de huevos de Castilla y León en particular,
y de España en general, sector que actualmente está atravesando
una difícil situación, motivada por la venta de huevo muy por debajo
del coste de producción.

ASCLEA está formada por medio centenar de empresas avícolas de Castilla
y León, tanto del sector de puesta (huevos) como del sector de carne, y
engloba a la mayoría de los avicultores de la Comunidad Autónoma
(un 93 por ciento en avicultura de puesta y un 85 por ciento en avicultura de
carne).

Destacaron que este sector tiene una gran importancia económica y social
en la comunidad así, la avicultura representa el ocho por ciento de la
producción final agraria de la región, con una facturación
de más de 800 millones de euros, solamente superada por sectores como carne
y ganado, cereales grano, leche, raíces y tubérculos.

Además, la ubicación de las explotaciones generalmente en zonas
rurales deprimidas contribuye a la fijación de población en estas
zonas y fomenta su desarrollo, dado que genera alrededor de 4.000 puestos de trabajo
directos.

Con un censo avícola de puesta de 7.000.000 gallinas, la producción
anual de huevos en Castilla y León se sitúa en 150.000.000 docenas,
mientras que su consumo asciende a 37.000.000 docenas. A su vez, la producción
regional de pollos alcanza las 52.000.000 unidades y para llevar a cabo su actividad,
este sector consume alrededor del 9 por ciento de los cereales producidos en Castilla
y León.
 

Etiquetas:

Empresas mencionadas en esta noticia

{{company.logoTitle}}
  • Asociación Castellano-Leonesa de Empresas de Avicultura (ASCLEA)

  • Valladolid
  • Valladolid ()

PUBLICIDAD

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario