Comparte

La Sociedad
de Cazadores "Los Templarios", de Jerez
de los Caballeros
(Badajoz), ha puesto en funcionamiento una granja de perdices,
un proyecto que el Ayuntamiento de la ciudad ha apoyado y gestionado para conseguir
los fondos necesarios, en torno a 180.000 euros, según informó el
presidente la citada sociedad, Fernando Vaquerizo
———————————————–


El propósito
principal de la iniciativa es la crianza de perdices para repoblar el coto de
caza que la Sociedad "Los Templarios" gestiona en el término
municipal de Jerez y que ocupa una superficie aproximada de 30.000 hectáreas
.

La granja, ubicada en el entorno de la dehesa boyal, tiene capacidad
para criar unas 9.000 perdices. Las instalaciones principales con las que cuenta
son: una nave para la reproducción de las perdices, con capacidad para
albergar a unas 400 colleras, una casa en la que se ubica la tecnología
necesaria para la conservación, incubación de los huevos y el
nacimiento
de los pollos, y otra nave de grandes dimensiones con 16 "corralinas"
para la crianza de los de los mismos.

El también miembro de la
directiva, José Benavides, explicó que han empezado a trabajar con
220 colleras y con el asesoramiento de personal de la Federación Extremeña
de Caza.

Las distintas parejas de perdices comenzarán a poner huevos
en torno a finales de febrero o principios de marzo y los primeros pollos nacerán
hacia mayo.

Benavides explicó que es preciso llevar un control
de las colleras para conocer a las mejores reproductoras y garantizar así
la continuidad del proyecto. Una vez que nacen los pollos, son trasladados hasta
las "corralinas", donde permanecen en cestos, aislados del suelo, durante
algo más de dos semanas.

Luego abandonan sus "cunas",
continúan durante un período más dentro de la corralina,
para pasar después a un primer espacio de la "volandera", un
espacio alargado de grandes dimensiones y al aire libre, aunque totalmente alambrado
en el que se completará el proceso de crianza hasta que la perdiz sea casi
adulta. El último paso consistirá en el traslado de dichas aves
al campo, donde deberán adaptarse a su nuevo hábitat.

Con
el número actual de colleras, esta sociedad espera obtener esta temporada
unas 4.000 perdices, que mejorarán el rendimiento cinegético del
citado coto y permitirán ampliar el calendario de caza de la perdiz. "Debido
a la escasez de perdices veníamos cazando dos días dentro del período
de veda, que va del 12 de octubre al 6 de enero", afirmó Benavides.



Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario