Comparte

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) presentará de
manera inmediata una demanda ante la Comisión Nacional de Defensa de
la Competencia para que investigue el comportamiento de las grandes cadenas
de distribución. Paralelamente, en su comunicado vuelve a exigir una
Ley de Márgenes Comerciales «que evite los abusos de precios y la
especulación».
———————————————–

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) presentará de
manera inmediata una demanda ante la Comisión Nacional de Defensa de
la Competencia para que investigue el comportamiento de las grandes cadenas
de distribución. Paralelamente, en su comunicado vuelve a exigir una
Ley de Márgenes Comerciales «que evite los abusos de precios y la
especulación».

En un comunicado, la organización afirma que las grandes cadenas de
distribución comercial siguen manteniendo altísimos los precios
de las carnes de ovino, porcino, vacuno de carne y conejo en las últimas
semanas a pesar de que se ha producido un derrumbe generalizado en los precios
percibidos por los ganaderos. Es urgente aprobar una Ley de Márgenes
Comerciales que evite los abusos de precios y la especulación con los
productos de primera necesidad que se están produciendo en los últimos
meses y que están poniendo en riesgo la viabilidad de miles de explotaciones
familiares ganaderas en España.

Por otro lado, UPA considera positiva la negociación que se mantiene
con el Ministerio de Agricultura y destaca la publicación inminente de
la orden que recoge la concesión de créditos a los ganaderos en
condiciones muy favorables y que van a permitir inyectar liquidez a las explotaciones
afectadas. Destaca la gravedad de la crisis ganadera vivida el último
año, que ha provocado unas pérdidas de 2.000 millones de euros
y está poniendo en riesgo de desaparición a 110.000 explotaciones
ganaderas de los sectores de ovino-caprino, porcino, vacuno de carne y conejos.

La organización reitera la necesidad de desarrollar las nuevas medidas
de apoyo que van a ponerse en marcha de manera inmediata, como es el incremento
del 1,5% del IVA repercutido por los ganaderos para que puedan obtener unos
ingresos adicionales permanentes como ocurre ya en el sector agrario, y que
podrían alcanzar 100 millones de euros al año. Apunta que también
se ha pedido al MAPA que realice gestiones en Bruselas para que la Comisión
obligue a los almacenistas y a las grandes empresas de granos a que pongan de
manera urgente en el mercado español y comunitario los millones de toneladas
de cereales que tienen almacenados para seguir especulando con los precios.

EFE

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario