Comparte

En el primer semestre de 2002 los avicultores recibieron 0,26 euros por pollo, 0,04 euros menos con respecto a la media de 2001. La pérdida de renta en las 5.000 granjas avícolas se sitúa en casi 13 millones de euros en el primer semestre de 2002
———————————————–

La Unión de Pequeños Agricultores
y Ganaderos
(UPA), integrada en la Plataforma Avícola Estatal (PAE),
advirtió a las empresas integradoras de pollos de que convocará
movilizaciones y paros en el sector productor si siguen incumpliendo los acuerdos
alcanzados en febrero de este año.
En un comunicado, UPA aclaró que el Acuerdo Marco para la Modernización
y Competitividad de la Avicultura de Carne en España, cuya principal
herramienta es el contrato tipo, no se ha aplicado porque las empresas integradoras
no han trasladado al Ministerio de Agricultura (MAPA) el documento aprobado
por el sector.
Para UPA esta decisión de las empresas, que paraliza la generalización
de los contratos homologados entre productores e industria, ha provocado una
involución en las relaciones contractuales y, por consiguiente, en la
rentabilidad de las 5.000 granjas avícolas españolas.

La organización agraria aseguró que el sector ha vuelto a la
situación anterior a la firma del Acuerdo y detalló que en este
primer semestre de 2002, las pérdidas de renta por avicultor en España
superan ya los 2.400 euros (400.000 pesetas) por granja.

El productor, que percibía 0,29 euros (46 pesetas) como media en 2001,
se conforma ahora con 0,26 euros (43 pesetas), sin que la bajada de precios
tenga relación con los niveles de consumo, añadió UPA.

La bajada de 0,06 duros por pollo con respecto a 2001 se explica también
por "la lenta actuación administrativa" en la publicación
como Real Decreto del Estatuto Sectorial de la Avicultura de Carne, la "primera
herramienta jurídica" en España que vincula, en condiciones
de igualdad, a sector productor y sector industrial.
UPA aseguró que "el ralentí ministerial afecta a los seguros
de asfixia, que deberían estar diseñados para su inmediata contratación
por los avicultores a partir de enero de 2003, y de los que todavía no
se sabe nada, excepto las desavenencias entre algunos representantes de ENESA
y del propio Ministerio de Agricultura".

La organización anunció que emprenderá las actuaciones
que considere convenientes ante las industrias para hacerles cumplir el Acuerdo
Marco y si las empresas siguen incumpliendo lo establecido y el MAPA no les
obliga a cumplir sus obligaciones, UPA "no descarta la movilización
de los productores de pollos".

Por otra parte, UPA instó a las autoridades competentes a hacer cumplir
las normas de etiquetado y trazabilidad que dispone la ley, casos como el recientemente
descubierto en Inglaterra -pollos procedentes de Brasil y Tailandia alimentados
con piensos contaminados- deben evitarse a través del etiquetado.


Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario