Comparte

La comercialización y uso de los antibióticos en la alimentación
animal quedará prohibida en la Unión Europea a partir del uno
de enero de 2006
para tratar de controlar el abuso de estas sustancias para
estimular el crecimiento de los animales.
———————————————–

La comercialización y uso de los antibióticos en la alimentación
animal quedará prohibida en la Unión Europea a partir del uno
de enero de 2006
para tratar de controlar el abuso de estas sustancias para
estimular el crecimiento de los animales.

El pleno del Parlamento Europeo aprobó el pasado 19 de junio un informe
en segunda lectura que respalda la propuesta del Consejo de ministros de Agricultura
de la UE, que será el encargado ahora de dar la aprobación final
de este reglamento. El texto contempla una excepción al permitir el uso
de coccidiostáticos e histomostáticos como aditivos para piensos,
ya que estas sustancias son imprescindibles actualmente en la avicultura. Sin
embargo, con vistas a la prohibición también de estas dos sustancias
para 2012, el parlamento ha introducido una enmienda que pide a la Comisión
Europea un informe sobre su uso, así como las posibles alternativas,
antes de diciembre de 2008.

La nueva legislación incluirá además una lista de los
aditivos permitidos para piensos y alimentos, en la que participará la
Autoridad Europea de Seguridad
Alimentaria
. En la actualidad hay más de 300 sustancias permitidas,
algunas de las cuales deberán ser revisadas con estas nuevas normas.
Además se aplicarán las mismas exigencias a las importaciones
de aditivos en alimentación animal procedentes de países de fuera
de la UE. El reglamento establece también una serie de normas sobre el
etiquetado, que deberá detallar el uso de aditivos, aunque quedan excluidos
los aromatizantes y los componentes de mezclas.

Según un estudio de la Federación
Europea de la salud animal
(FEDESA), los animales de granja consumieron
un 35 por ciento (4.700 toneladas) de todos los antibióticos suministrados
en la UE en 1999. De esas 4.700 toneladas, 3.900 se destinaron a curar enfermedades
animales y 786 toneladas a la alimentación como factor de crecimiento.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario