La empresa agroalimentaria Valín de Villalón
de Campos
(Valladolid) atraviesa una situación de crisis económica
que, pese a su «gravedad», la compañía pretende solventar
con el apoyo de las instituciones, para que no se pierdan 72 empleos.
———————————————–


El
pasado lunes día 20 el Juzgado de lo Mercantil de Valladolid aceptó
la solicitud de la empresa de «concurso voluntario», un procedimiento
para que puedan cobrar los acreedores cuando una empresa no puede afrontar pagos,
informó esta compañía.

La solicitud fue presentada
por la compañía avícola «ante las dificultades que venía
teniendo en los últimos tiempos para atender sus obligaciones económicas»,
según un comunicado de la empresa.

«Valín es una de
las empresas más emblemáticas de Castilla y León del sector
de avicultura y acometió hace seis años una fuerte inversión,
de 6.000.000 de euros, para modernizar su sistema de producción y comercialización»,
recordó la compañía. «Sin embargo, la enorme carga financiera
que esto supuso, unido a una situación comercial del sector nada favorable
en los últimos años, ha llevado a la dirección de la empresa
a solicitar el concurso de acreedores», argumentó.

El objetivo
de Valín es sanear su situación cuanto antes y continuar con su
actividad, tratando de mantener su nivel de producción y, por tanto, su
plantilla de 72 trabajadores. «La empresa es consciente de la gravedad de
la medida adoptada, pero ha sido tomada considerando que era la más adecuada
para salvaguardar la continuidad de la empresa y los puestos de trabajo»,
señaló esta sociedad agraria.

Además, ha informado
a las autoridades locales, provinciales y regionales de la situación, así
como a los sindicatos y entidades financieras, «recabando de ellos la mayor
ayuda posible para resolver esta situación».


Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario