Foto CaponLa empresa cárnica Valles del Esla, creada en 1996 por la familia Álvarez, también propietaria de Vega Sicilia, ha puesto a la venta por toda España su tradicional capón de Navidad, especialmente preparado para estas fiestas y empaquetado en una cesta navideña.

El capón Valles del Esla es un pollo seleccionado entre los mejores machos para ser castrado antes de alcanzar la madurez sexual. Los capones se crían al aire libre en espacios cubiertos de vegetación para que su crianza sea similar a las de antaño, de modo de que estos animales consiguen unas carnes con aromas y texturas prácticamente olvidadas. El capón Valles del Esla se alimenta fundamentalmente de cereales, leguminosas y verduras, siendo sacrificado con una edad mínima de 150 días. Es un producto único que se caracteriza por tener una carne más fina y un peso mayor que el de los pollos camperos. Valles del Esla lo comercializa entero, eviscerado, sin patas ni cabeza y con un peso aproximado en torno a las 4,5 kilos. La carne dorada, con una grasa entreverada, es tierna, sabrosa, aromática y muy suave para preparar rellena, asada o guisada.

La familia Álvarez decidió crear la marca Valles del Esla para reanudar la actividad socioeconómica en las montañas de León, tras el cierre de la actividad minera durante las décadas de los 60 y 70. Valles del Esla comercializa también estos días su clásico pollo de corral criado en granja al aire libre en plena montaña leonesa.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario