Comparte

Calidad del agua: No hay margen para errores en la producción sin antibióticos

La mayoría de los productores avícolas estadounidenses se aseguran de que los criadores integrados de pollos tengan un suministro de agua potable que satisfaga las necesidades de las mismas. En general, requieren un caudal mínimos de agua de pozo o de sistemas de agua comunitarios, pero hay pocos productores – si es que los hay -, que se hayan preocupado por unas normas de calidad del agua para sus aves.

Este era el caso a principios de la década de 1980 cuando era técnico de servicio de cría de broilers en el suroeste de Arkansas, y todavía es cierto hoy en día. A pesar de que el agua es el nutriente más importante para los pollos y a pesar de que los pollos consumen básicamente el doble de agua que lo que comen, el agua recibe la menor atención. Mientras haya suficiente agua cuando los pollos quieren beber, poco pensamos en su calidad.

En la década de 1980, a menudo me preguntaban si el costo de instalar un sistema de tratamiento del agua para corregir su mala calidad daría sus frutos en un mejor rendimiento de las aves. En ese entonces, la respuesta era «no», a menos que el agua fuera absolutamente terrible.

Hoy en día, la respuesta puede tener que ser «sí» debido a la tendencia «sin antibióticos nunca» – NAE -, que ha llevado a dejar de utilizar la gentamicina en los reproductores, así como a la eliminación de antibióticos y algunos coccidiostatos en la alimentación de los broilers.

Durante años, he recibido llamadas cada mes preguntando si puedo ir a ver una granja que está teniendo problemas de rendimiento y tal vez recoger una muestra de agua para ver lo que está pasando. Esas llamadas han aumentado considerablemente con el aumento de la producción de NAE. Creo que los productores están viendo más problemas de salud con las manadas NAE porque, en el pasado, los antibióticos eran capaces de enmascarar o compensar numerosos aspectos de la calidad del agua. Con la producción de NAE, las empresas y los productores se están dando cuenta de que la calidad de ésta juega un papel mucho mayor del que se le dio en el pasado.

 

PROBLEMAS SUBYACENTES

La producción de NAE nos está enseñando que una pequeña cantidad de antibiótico en los reproductores y en el pienso cubría una plétora de prácticas de manejo «menos que estelares». Esas deficiencias están apareciendo ahora pues los programas NAE están revelando problemas subyacentes que no fueron reconocidos antes o bien lo eran pero sin ser considerados importantes. Con un poco de ayuda de los antibióticos, algunos problemas bacterianos no tenían importancia, pero esto ya ha pasado.

LA BUENA CALIDAD DEL AGUA ES FUNDAMENTAL PARA UNA PRODUCCIÓN EFICIENTE DE POLLOS.

Es importante que cada criador supervise el consumo diario de agua y se asegure de que va aumentando. Y si se estanca o disminuye en cualquier momento durante la crianza, el problema debe abordarse inmediatamente.

La ingesta de agua no baja a menos que algo esté mal. El culpable podría ser la salud de la manada, el ambiente de la nave, un cambio de pienso, el programa de manejo, o la misma calidad del agua.

Tal vez haya una carga microbiana pesada en el agua. Tal vez su pH es demasiado alto o demasiado bajo (*). Tal vez hay concentraciones minerales excesivas. Cualquiera que sea el problema, la calidad del agua debe recibir una mayor atención en un mundo sin antibióticos. El problema puede variar mucho dependiendo del acuífero en el que provenga el pozo. Por ejemplo, en Mississippi he visto un pH bajo – <3 -, otro alto – >8,5 -, y altos niveles de hierro, azufre, magnesio, sodio, cloruros, etc. Todo depende de su suministro de agua.

¿Cómo se verá la calidad del agua su mano en las manadas NAE?

  • por un rendimiento deficiente del lote,
  • por un aumento de las emisiones entéricas,
  • por enfermedades y alta mortalidad,
  • por bajo consumo de agua,
  • por deyecciones sueltas y yacija húmeda.

(*) N de la R.: el pH (potencial de hidrógeno) es el concepto que expresa cuantitativamente la acidez o basicidad de una disolución líquida en una escala de 1 a 13.

UNA FORMA DE COMBATIR LA MALA CALIDAD DEL AGUA ES CON UN PLAN DE LIMPIEZA DE LÍNEAS DE TRATAMIENTO DE AGUA DE DOS PARTES.

YO RECOMIENDO: 

  1. Limpieza de las líneas de agua cuando las naves están vacías para que pueda utilizar productos más fuertes que los utilizados cuando están llenas. Sólo hay que asegurarse con el fabricante de los bebederos de que el producto es seguro de usar en los suyos.
  2. Tratamiento del agua en presencia de las aves. Esto es especialmente importante en las primeras 2 semanas cuando el agua está caliente y su movimiento lento en las líneas de bebederos porque las aves son pequeñas y beben poco. También es importante después de un tratamiento a través del agua para eliminar cualquier residuo que las bacterias pueden utilizar como fuente de alimento.

LOS SUPLEMENTOS PUEDEN AFECTAR LA CALIDAD DEL AGUA

Consideremos el uso generalizado de suplementos en manadas NAE para compensar la pérdida de antibióticos, como son los probióticos, prebióticos, eubióticos, ácidos orgánicos, aceites esenciales, vitaminas, minerales y electrolitos. Aunque pueden tener algunos beneficios para la salud, hay un par de desventajas con su uso. Por un lado, pueden proporcionar una fuente de energía para bacterias, hongos, levaduras y algas. Prácticamente cualquier cosa que circule por los bebederos para mejorar la salud de las aves probablemente también mejorará la salud de todos estos otros pequeños bichos y enseguida tendremos algo creciendo en las líneas de estos que pueden afectar a la manada y compensar todo lo bueno que estos suplementos pueden hacer.

Si uno utiliza suplementos, debe tener un programa completo de limpieza de las líneas de agua, con y sin aves en las naves. De lo contrario, independientemente de la limpieza de la fuente de agua, uno va a criar algo cosas en las mismas sus líneas que pueden perjudicar a sus pollos – biofilms, patógenos, etc. –

Los probióticos son microorganismos vivos. Mientras que pueden tener beneficios para la salud, con su empleo uno está agregando bacterias a sus líneas de agua. Por descontado, son bacterias buenas, pero pueden obstruir sus bebederos.

Los prebióticos son carbohidratos o nutrientes de origen vegetal utilizados para mejorar el crecimiento de bacterias en el intestino. Cuando se administran en agua, mejorarán el crecimiento de bacterias en las línea de bebederos.

Hay una variedad de aceites esenciales o combinación de ellos utilizados por muchas empresas como una alternativa natural a los antibióticos. Si bien su rendimiento puede variar de un lugar a otro, una cosa siempre es cierta: todos son aceites viscosos y pegajosos, y si se distribuyen a través de los bebederos pueden ser extremadamente difíciles de eliminar de los mismos.

AGUA DE POZO: ES MENOS QUE PRÍSTINA

Además de los suplementos que afectan negativamente a la calidad del agua, considerar la calidad del agua como sale del pozo. En mi experiencia, el agua que recibe la mayoría de los manadas es menos que prístina.

Tomemos el pH, por ejemplo. Hay mucha agua con un mal pH en Mississippi pues tengo informes de laboratorio sobre agua potable para las aves con un pH que va de 2,87 a 8,63, cuando los niveles aceptables para ellas está entre 6,5 y 7,8. La exposición prolongada a un pH inferior a 5 puede hacer que los componentes metálicos del equipo de los bebederos se corroan. Entonces, ¿qué se supone que el agua puede hacer en la mucosa intestinal del pollo y su capacidad para absorber nutrientes?

Por el contrario, un pH mayor de 8 afecta a la eficacia de la mayoría de los desinfectantes de agua y si se relaciona con una alta alcalinidad, puede causar un sabor amargo que origina un menor consumo de ella y, a su vez, de pienso y un bajo rendimiento. Un pH demasiado bajo o demasiado alto a menudo se puede arreglar con el sistema inyector adecuado. El bicarbonato de sodio o la ceniza de sosa (#) pueden aumentar un pH bajo. El vinagre de sidra de manzana, el ácido cítrico o el ácido muriático pueden reducir un pH alto.

Los altos niveles de magnesio >125 ppm – pueden causar diarreas debido a un efecto laxante, particularmente cuando se combinan con altos niveles de sulfatos >200 ppm -. Los sulfatos también pueden causar diarreas. Los altos niveles de nitratos – >25 ppm – pueden originar en un crecimiento deficiente y malas conversiones y también ser indicadores de bacterias fecales.

Al igual que el pH, la  mayoría de los problemas de altos minerales se pueden solucionar. Sin embargo, por lo general se necesita un sistema de filtración adecuado, y es imposible saber cual debe ser a menos de conocer antes lo que hay en el agua.

Si hay un olor a huevo podrido en el agua, es probable que contenga bacterias productoras de sulfuro de hidrógeno. Es posible que no solo necesite limpiar el sistema de bebederos sino también considerar una cloración de choque del pozo, además de establecer un programa diario de saneamiento de agua.

En resumen, actualmente estoy viendo más interés en la calidad del agua debido a la crianza sin antibióticos, lo que antes tendíamos a ignorar calidad siempre y cuando la cantidad fuera adecuada. La calidad del agua, sin embargo, es uno de esos problemas subyacentes que hoy ya no podemos pasar por alto.

Las consecuencias de la mala calidad del agua son demasiado importantes para ignorarlas. Si uno tiene problemas de enfermedades, el tránsito de la alimentación, los aumentos de peso, la conversión del pienso, la yacija húmeda o el rendimiento, debe analizar el agua y tomar las medidas correctivas que sean necesarias. Los programas de crianza actuales no le permiten trabajar con agua potable de mala calidad.

(#) N. de la R.: Ceniza de sosa o carbonato sódico.

Fuente: Tom Tabler . Poultry Health Today, 12-7-2019

 

 

Para saber más:

-. Bioseguridad en Avicultura.Com

-. Salud y patologia aviar.

-. Agua en Avicultura.com

 

Puedes escribirnos a fcastello@avicultura.com o unirte a los 120.000 lectores/usuarios mensuales de los Media de la Real Escuela de Avicultura  suscribiéndote gratis aquí al eNewsletter de Avicultura.COM o siguiéndonos  en Linkedin, Twitter o Facebook.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario