Comparte

¿CUAL ES LA MEJOR TEMPERATURA PARA GUARDAR LOS HUEVOS PARA INCUBAR?

AVIAGEN – First published in International Hatchery Practice

La mayor parte de técnicos en incubación intentan mantener los huevos durante menos de 7 días. Sin embargo, incluso en las plantas de incubación de pollitos para carne esto no siempre es fácil, ni incluso posible.

Uno tiene que hacer muchos números para ser capaz de llenar un solo criadero de broilers con pollitos procedentes de una única manada de reproductores y organizar las entregas, que pueden variar de un día a otro, de acuerdo con cambios estacionales o cualquier otra razón.

La mayor parte de consejos en torno al almacenaje de los huevos para incubar sugieren que la temperatura de la cámara debería ajustarse dinámicamente en dependencia de la edad media de los mismos.

Sin embargo, en la práctica este consejo parece muy complicado y se sigue raramente. En consecuencia, en muchas operaciones las temperaturas del almacenaje de los huevos se mantienen entre 17 y 18°C, independientemente de la edad de los mismos. De hecho, el mejor consejo es el de que la mejor temperatura debe ser la óptima para los huevos más viejos. Los huevos más frescos dan igualmente buenos nacimientos si se almacenan a una temperatura más baja pero con los huevos más viejos no ocurre lo mismo si se han tenido en un ambiente demasiado cálido.

Lo único que uno debe vigilar es la posibilidad de condensaciones en la superficie de los huevos cuando éstos se pasan de la cámara de almacenaje al lugar de carga de las incubadoras.

 

 

Nuestra conclusión de estas pruebas es que a menos que los huevos sean almacenados muy frescos – de menos de 4 días – probablemente es mejor mantener una temperatura de 15°C que de 18°C.

Cuando los huevos que se han almacenado a 15°C – se cargan en las incubadoras – no es probable que la condensación de humedad sobre su cáscara sea un problema pero si uno está preocupado por ello debe analizar cual es el punto de rocío que produce este defecto.

 

El mantener los huevos que han de guardarse más tiempo a una temperatura menor hace que se ralentice el deterioro físico de las membranas farfárea y albuminífera, requeridas para lograr una elevada incubabilidad. El embrión tanto resulta afectado por el tiempo de almacenaje del huevo como por la temperatura en este lugar y una temperatura más baja también ralentiza el ritmo de deterioro del mismo.

Un reciente estudio de colaboración, llevado a cabo entre Aviagen y la Universidad de Ankara, ha investigado los efectos de la temperatura de almacenaje de los huevos durante 14 días sobre la incubabilidad, formando parte de una investigación más extensa sobre la técnica SPIDES (*).

En este estudio, realizado con huevos de reproductoras jóvenes, de media edad y viejas, la incubabilidad fue mucho mejor cuando los huevos de 14 días se almacenaron a 15°C que a 18°C aunque, inexplicadamente, los que se habían guardado a 12°C no incubaron mejor que aquellos.

La planta de incubación en la que se realizaron las pruebas se apartaba de lo normal por disponer de tres cámaras de almacenaje, con lo cual fue posible realizar simultáneamente estas comparaciones entre las diferentes temperaturas, repitiendo las mismas con los huevos de las reproductoras de diferentes edades.

En el gráfico adjunto puede verse como los huevos almacenados a 18°C incuban peor que los tenidos a 15°C, con una diferencia media de un 4,4 % a lo largo de 4 experiencias repetidas con huevos de reproductoras de diferentes edades. En contraste, cuando los huevos almacenados a 12°C se compraron con los mantenidos a 15°C no se observó ninguna mejora.

Tratamiento control con incubabilidad relativa a 15°C

 

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario