Cuatro consideraciones en el debate sobre si vacunar contra la influenza aviar

Cada año, la influenza aviar se transmite a granjas avícolas en los Países Bajos y en otros lugares. Y cada vez, surge la pregunta: ¿debemos o no vacunar contra la influenza aviar? La respuesta no es tan sencilla como la pregunta ya que la discusión abarca muchos aspectos, que Wageningen University & Research enumera a continuación.

1. ¿HAY DISPONIBLE UNA VACUNA CONTRA LA INFLUENZA AVIAR?

En los Países Bajos sólo se dispone de una vacuna comercial registrada para su empleo en las aves domésticas. Esta vacuna se basa en una cepa H5N5 de tipo H5N5 de la influenza aviar de baja patogenicidad – LPAI – de 1986. Esta cepa vacunal no es compatible con el actual virus H5N8 de la influenza aviar de alta patogenicidad – HPAI -. Por lo tanto, se espera que proporcione una protección insuficiente contra esta infección viral.

Hay varias otras vacunas comerciales contra los virus H5 disponibles en el extranjero. Sin embargo, ninguna de estas vacunas se ha desarrollado para combatir el virus HPAI H5N8 que actualmente causa brotes en los Países Bajos. Si una vacuna sólo protege parcialmente a las aves domésticas de la infección por influenza aviar, esto podría dar lugar a que la enfermedad permanezca sin ser detectada, lo que le permitiría propagarse sin control. Esto hace que sea más difícil de controlar.

 

2. ¿SE VACUNAN LAS AVES DOMÉSTICAS EN OTROS PAÍSES?

Las aves domésticas de varios países – en Asia y Egipto – están siendo vacunadas contra la influenza aviar con la cepa HPAI H5, entre otras. Una vacuna debe dirigirse principalmente contra la interrupción de la propagación del virus y la prevención de brotes – reduciendo la transmisión a R<1 -.

Las pruebas de laboratorio han demostrado que las vacunas pueden prevenir la transmisión del virus HPAI si la cepa de la vacuna y la cepa del brote están estrechamente relacionadas.

En la práctica, sin embargo, resulta que se generan muy pocos anticuerpos para el virus HPAI después de una o dos inoculaciones. Por lo tanto, las vacunas desarrolladas no eran lo suficientemente eficaces sobre el terreno – R>1 – y no podían prevenir brotes en esos países.

 

3. ¿QUÉ CONDICIONES DEBE CUMPLIR UNA VACUNA CONTRA LA INFLUENZA AVIAR?

La vacuna debe proporcionar una protección adecuada contra una infección con la influenza aviar y prevenir la propagación del virus. Sin embargo, el desarrollo de una vacuna eficaz está lejos de ser fácil, ya que el virus HPAI muta y evoluciona rápidamente.

Hasta el momento, no se ha desarrollado ninguna vacuna que proteja contra todas las cepas de influenza aviar. Por lo tanto, una vacuna debe modificarse continuamente para la cepa específica del virus que causa brotes en ese momento.

Una vacuna también debe ser adecuada para la vacunación masiva de las aves domésticas, bien sea por aerosol o a través del agua de bebida de los animales. Una vacuna que debe administrarse a cada animal individualmente exige mucha mano de obra, con el consiguiente coste.

Por último, los animales inoculados deben poder distinguirse de los animales infectados en las pruebas diagnósticas. Después de la vacunación, los animales desarrollan anticuerpos contra el virus, al igual que los animales que han sido infectados. Para buscar a los animales infectados la vacuna debe tener una característica distintiva. Este principio se conoce como principio DIVA – “Differentiating Infected from Vaccinated Animals” -.

 

4. ADEMÁS DE DESARROLLAR UNA VACUNA, ¿QUÉ MÁS DEBEMOS CONSIDERAR?

En la actualidad la Unión Europea no autoriza el comercio de aves domésticas vacunadas o sus productos. Por lo general, otros países también desconfían en importar aves domésticas vacunadas o sus productos. Si los avicultores holandeses desean vacunar a sus animales, esto podría tener graves consecuencias para la exportación ya que se requieren acuerdos internacionales sobre la vacunación y aceptación de aves domésticas vacunadas y sus productos.

Como resultado de las restricciones comerciales, actualmente no existe un mercado de vacunas contra la influenza aviar en la UE, lo que hace que no sea rentable para la industria farmacéutica desarrollar una vacuna.

Sin embargo, es precisamente la falta de una vacuna eficaz lo que lleva a los países a mantener sus restricciones comerciales, porque consideran demasiado elevado el riesgo de importar aves domésticas infectadas no identificadas.

El riesgo de que el HPAI ocurra en los próximos años se considera alto. Por lo tanto, este sería el momento de discutir la vacunación a nivel mundial e invertir en el desarrollo de una vacuna eficaz. Una estrategia vacunal es una consideración esencial a este respecto. Las posibilidades son la inoculación preventiva de todas las aves domésticas, o bien una vacunación más específica cuando se producen brotes de HPAI o se espera que ocurran.

 

 

Wageningen University, 8-Feb-2021

 

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario